Amieva es el nuevo secretario de Gobierno

Miguel Ángel Mancera designa a ex titular de Desarrollo Social; trabajará ‘sin tintes partidistas’ y se enfocará en reconstrucción, dice
El mandatario capitalino, Miguel Ángel Mancera, presentó ayer a José Ramón Amieva en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, en el Centro Histórico de la Ciudad. Es el tercer secretario de Gobierno en la actual administración. (JUAN CARLOS REYES. EL UNIVERS)
24/02/2018
01:00
Gerardo Suárez
-A +A

[email protected]

José Ramón Amieva asumió la titularidad de la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México y con ello se colocó como el servidor público que pudiera hacerse cargo de la jefatura de Gobierno cuando el actual mandatario, Miguel Ángel Mancera, deje su puesto para buscar una senaduría; sin embargo, Amieva Gálvez pidió que lo dejen llegar primero a su nueva responsabilidad y aseguró que trabajará con apertura y “sin filiación partidista” de cara al proceso electoral.

El ex titular de la Secretaría de Desarrollo Social local afirmó que está preparado para encabezar la Secretaría de Gobierno y que ya cuenta con un decálogo de tareas, algunas instruidas por el jefe de Gobierno, como dar seguimiento a la reconstrucción de la capital tras el sismo del 19 de septiembre y garantizar que las elecciones se realicen en paz y legalidad.

Ayer, Amieva fue nombrado en sustitución de Patricia Mercado, quien también contenderá por una senaduría del Frente PAN-PRD-Movimiento Ciudadano; a su vez, como encargada de despacho de la Secretaría de Desarrollo Social quedó Martha Laura Almaraz, quien era subsecretaria de Participación Ciudadana.

Al preguntarle si su nuevo nombramiento es la antesala para convertirse en el próximo jefe de Gobierno, José Ramón Amieva evitó adelantar vísperas, pues dijo que si bien la ley dice que ante la ausencia del mandatario capitalino el secretario de Gobierno entra como encargado de despacho, hay otros factores que definen quién ocuparía el cargo.

“Es una previsión jurídica que debe estar relacionada con la voluntad del jefe de Gobierno, sin su voluntad el secretario de Gobierno seguirá siendo secretario de Gobierno (…), respetemos la voluntad del doctor Mancera”, comentó a EL UNIVERSAL.

“El otro ámbito es que en caso de que exista esa voluntad, quien determina es la Asamblea Legislativa, la cual vota [para ratificar al secretario de Gobierno como nuevo jefe de Gobierno]”, añadió Amieva Gálvez.

“Para lo que estoy preparado es para enfrentar las funciones de secretario de Gobierno, porque esa es la encomienda y para eso sí estoy preparado”, sostuvo.

Las prioridades. Amieva expuso un decálogo sobre sus principales tareas, la más importante, la reconstrucción. Al respecto expuso que el gobierno ya tiene un diagnóstico de las condiciones de vulnerabilidad de los damnificados.

“Me reuniré a la brevedad con los comisionados [de la reconstrucción], veré cómo será el ejercicio de los recursos ahora a través de la Secretaría de Finanzas, generar las líneas de apoyo y solución adecuados”, dijo.

Otros temas en la mira son el impulso a la reinserción social en el sistema penitenciario; dar continuidad a los Mecanismos de Protección de Periodistas y al de Derechos Humanos; mejorar el abasto de agua, establecer “un equilibrio” de convivencia y orden entre los comerciantes ambulantes y establecidos del Centro.

Buscará una coordinación con los jefes delegacionales y con las autoridades seguridad y procuración de justicia para garantizar una mejor actuación de estas instancias.

Además, están las elecciones del 1 de julio y “tenemos que garantizar que se realicen en un marco de tranquilidad”, dijo Amieva.

Respecto a un posible uso electoral de los programas y acciones institucionales, dijo que si bien “el ejercicio de Gobierno no se puede suspender”, sí habrá medidas durante las campañas como evitar las entregas masivas de apoyos y cerrar el paso al condicionamiento a cambio de apoyo a un cierto candidato, además de transparentar los calendarios de entregas.

Al plantearle si no prevé una “embestida” de Morena contra el Gobierno para ganar más votos, dijo que “no puedo incidir o inhibir los mensajes de los candidatos”; sin embargo, hay autoridades electorales que vigilan y agregó que desde su trinchera solucionará los problemas “con independencia de filiaciones políticas”.

“Nos vamos a alejar absolutamente del tema electoral, no hablaré a favor ni en contra de ningún partido o persona como secretario de Gobierno y en caso de alguna crítica o comentario negativo, si está en mis manos, lo aclararé”, sostuvo Amieva.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS