Se encuentra usted aquí

Acusan a Sheinbaum por caso Rébsamen

Flores presenta documentos de omisiones en uso de suelo; dice que permitió su operación a pesar de irregularidades
El diputado federal Jorge Álvarez y el coordinador de campaña de Alejandra Barrales, Raúl Flores, exigen que no haya impunidad en el caso del colegio Rébsamen , donde murieron niños y maestras por el sismo del 19 de septiembre.
10/04/2018
01:37
Phenélope Aldaz
-A +A

[email protected]

La delegación Tlalpan, bajo la gestión de Claudia Sheinbaum, cometió omisiones en materia de protección civil en el colegio Enrique Rébsamen, y se permitió su operación, a pesar de irregularidades en el uso de suelo y permisos, acusó el dirigente del PRD en la Ciudad de México, Raúl Flores.

Indicó que de acuerdo con el acta constitutiva, el colegio —que colapsó a consecuencia del sismo del 19 de septiembre— operaría como kínder y primaria, en un predio de mil metros cuadrados, ubicado en Rancho Tamborero 11, lo cual se ratifica en diversos documentos emitidos por la delegación con fecha de 2003.

Sin embargo, en 2007 se emitió un nuevo Aviso de Declaración de Apertura para Establecimiento Mercantil, en el que se da cuenta de la apertura de la secundaria Enrique Rébsamen, en Rancho Tamborero 19, con una superficie de 2 mil 500 metros cuadrados. Predios a los que más tarde se sumaron los ubicados en Calzada de las Brujas 34 y 40, todos en la colonia Nueva Oriental Coapa, los cuales son de uso de suelo habitacional.

“Sí tuvo derechos para jardín de niños, pero debió haberlos perdido no sólo cuando se empieza a anexar este colegio predios ilegalmente en el tiempo, sino cuando empieza a alterar el giro”, afirmó el también vocero de la campaña de la candidata de la coalición Por la CDMX al Frente, Alejandra Barrales Magdaleno.

En este colegio fallecieron 26 personas, debido al colapso de los inmuebles ubicados en Rancho Tamborero 11 y 19, durante el sismo. Sobre éstos se construyó un penthouse en el que vivía la directora y dueña de la escuela, Mónica García Villegas, hoy bajo investigación por la Procuraduría General de Justicia (PGJ) local.

Raúl Flores explicó que sumadas a estas irregularidades, en julio de 2017 la delegación solicitó al Colegio subsanar algunos puntos del Programa Interno de Protección Civil de los inmuebles Rancho Tamborero 11 y 19, para lo cual se otorgó un plazo de cinco días hábiles, pero no se cumplió.

“La jefatura delegacional, de quien depende el área de Protección Civil, no llevó a cabo la prevención del Programa Interno de Protección Civil del colegio Rébsamen, argumentando que tenía hasta de octubre de 2017 para subsanar las anomalías detectadas. Cosa que contradice lo que otros papeles están señalando y que infringe lo dispuesto en los artículos 17 al 24 de la Ley de Protección Civil del Distrito Federal”, indicó Flores.

Jorge Álvarez Máynez, también integrante de la campaña de Alejandra Barrales, afirmó que con todos estos señalamientos, la primera alerta se tuvo con el sismo del 7 de septiembre y pese a ello se dejó operando al colegio: “Si esto le hubiera pasado a cualquiera de los perredistas que Morena califica una y otra vez como villanos, Morena no descansaría uno y otro día en llamarlos asesinos”.

Frente al antimonumento a los 49 niños fallecidos en la Guardería ABC, ubicado en Paseo de la Reforma, Flores también cuestionó que durante la gestión de Mucio Hernández —hoy parte del equipo de Claudia Sheinbaum— al frente del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de cuentas se haya permitido mantener bajo reserva el expediente de este colegio.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS