Búsqueda en Álvaro Obregón ya no se concentra en llegar a un piso: UME

El jefe de UME, Juan Carlos Peñas, destacó que anteriormente trataban de llegar a zonas donde se pensaba que había gente con vida, y ahora se busca quitar loza por loza y ver si aparecen cadáveres. "Es un olor bastante desagradable... a cadáver, huele a cadáver", agregó
Foto: Archivo/ EL UNIVERSAL
01/10/2017
12:41
Diana Lastiri
México
-A +A

La búsqueda de personas en el edificio 286 de la calle de Álvaro Obregón ya no se concentra en llegar a un piso en particular sino en quitar lozas y piedras hasta llegar a la planta baja e ir hallando los cuerpos que permanecen en el inmueble.

De acuerdo con Juan Carlos Peñas, jefe de la Unidad Militar de Emergencias de España (UME), anteriormente las labores se enfocaban en llegar a los lugares en los que se pensaba que era factible encontrar gente con vida en el inmueble que derrumbó el sismo del pasado 19 de septiembre en la colonia Roma Norte.

"Antes se intentaba acceder a lugares donde pensábamos que podía haber gente con vida, si es que hubiese, y ahora simplemente se está tratando de quitar todo el peso que hay sobre la parte superior y poco a poco ir quitando lozas y ver si aparecen cadáveres.

"Se enfocan sobre el piso superior, ahora mismo están sobre la planta cuarta y debemos ir poco a poco quitando lozas hasta llegar hasta abajo", dijo en entrevista.

Peñas afirmó que es imposible determinar cuánto tiempo tardarán los equipos en llegar a la planta baja, debido a la complejidad que presenta cada loza que es retirada, pues quitar una de ellas puede demorar una hora o hasta 5 y otras incluso se desmoronan en cuanto son removidas.

"La estructura es muy riesgosa, porque la parte de abajo está totalmente apuntalada y cada vez que se quita peso hay deslizamientos y en algunas otras lozas los puntales de referencia fallan y entonces hay que volver a apuntalar y es un constante quitar peso y apuntalar", dijo.

El equipo de la UME, conformado por 54 elementos se divide en dos para trabajar durante todo el día en el inmueble en el que aún no se tiene un registro oficial de las personas que estaban dentro al momento del sismo.

Durante la jornada de hoy entraron dos binomios caninos para ayudar a identificar los lugares donde pudiera haber cuerpos; sin embargo, Peñas afirmó que la labor de estos elementos se complica más conforme pasa el tiempo, pues el olor es cada vez más intenso.

"En la zona ya se desprende un olor tremendo, el perro puede detectar un punto más sensible pero lo cierto es que la zona casi toda huele igual... es un olor bastante desagradable... a cadáver, huele a cadáver", agregó.

Hasta hoy han sido recuperados 40 cuerpos del inmueble y de acuerdo con el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, se calcula que aún permanecen 8 cuerpos.

cfe

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS