Llega una nueva edición del Festival del Vino a Oaxaca

El Festival contará con la presencia de la sommelier Sandra Fernández
Foto: Rubén Hernández
19/09/2017
14:33
Rubén Hernández
-A +A

"Oaxaca es uno de los estados más pobres del país y con muchas necesidades entre su población. En muchas ocasiones cuando el público y las empresas hablan en torno al Festival del Vino en Oaxaca (FEVO) lo comparan con otros eventos más grandes que se realizan en el país, en estados como Baja California o Guanajuato, por ejemplo. Creo que es importante dimensionar este festival dentro del contexto de Oaxaca y entender el esfuerzo que realizamos organizadores, proveedores y desde el luego el público local por impulsar y fortalecer este encuentro que no solo busca impulsar la cultura del vino, sino que también se ha enfocado en la capacitación del personal del sector restaurantero y hotelero, de tal manera que cada vez se brinde un mejor servicio en estos segmentos en lo que se refiere al tema del vino", expresa Gerardo Reyes, director general de FEVO.

Los días 22 y 23 de septiembre se llevará a cabo la cuarta edición de esta fiesta del vino, teniendo como sede el Museo Blever Jiménez, en el centro de la capital oaxaqueña. "Es un recinto que ha albergado nuestro festejo en otra de las ediciones, regresamos a él con mucho entusiasmo ya que además de ser un sitio espléndido nos permite conjuntar con el tema vinícola otras importantes expresiones artísticas, como son la joyería y la orfebrería en plata. Es un escenario magnífico en el que los visitantes podrán disfrutar más de 100 vinos provenientes de diferentes latitudes. No es solo un festival del vino mexicano, aunque contamos con una importante participación nacional. Están también bodegas de otros países, como Argentina, Chile y España.

festival_vino_nota.jpg

"Además de los stands de exhibición, cata y venta de vinos, tendremos también diversas conferencias, talleres y degustaciones con la participación de reconocidos sommeliers y enólogos visitantes. El público puede acceder a ellos mediante al registro previo a través de nuestra página web. Prácticamente ninguno de ellos tiene un costo adicional al pago de admisión al evento, que es de 280 pesos, y que incluye una copa Riedel. Tenemos el apoyo de importantes empresas como Ferrer y Asociados, Interamericana, Bodegas de Santo Tomás y Acento, entre otras, que han permitido que nuestro festival se fortalezca y vaya evolucionando adecuadamente", expresa Reyes, también director de la empresa Viña Tulps.

Destaca que uno de los objetivos principales del festival ha sido también impulsar la capacitación de meseros y todo el personal involucrado de alguna manera en el tema de la comercialización del vino, por lo que una de las premisas de los organizadores es brindar acceso libre al personal de empresas restauranteras que se acrediten como trabajadores del sector, de manera que puedan conocer más sobre el tema vinícola y ofrecer una mejor atención a los clientes en sus centros laborales.

"Esperamos alrededor de mil 600 personas durante los dos días, siendo prácticamente 80% público local. Otra de las satisfacciones de este festival es contar con la asistencia de grupos de estudiantes de gastronomía de diversos puntos del estado. Para ellos este encuentro es un referente muy importante en su formación como futuros profesionales y nos da mucho gusto apoyarlos de alguna manera en ese aspecto. Queremos que la gente, y sobre todo los estudiantes y la gente de servicio restaurantero, le pierdan el miedo al tema del vino y estén mejor preparados para el día a día, pero también para los grandes eventos que se realizan en nuestro estado y que van de la mano con el vino. Buscamos democratizar más y más este tema", apunta.

Reyes resalta que entre las novedades en esta edición está el reconocimiento que se brindará a la sommelier Sandra Fernández por su importante labor profesional; así como el enlace de actividades con el festival El Saber del Sabor, incorporando dentro de la agenda actividades y degustaciones en sintonía con chefs locales y visitantes de este evento, lo que abre aún más el abanico de oportunidades para que el público aprecie y reconozca el importante peso del vino en el panorama gastronómico.

sommelier_festival_vino.jpg

"Es un enlace en el que estamos incursionando por primera vez con la intención de fortalecernos mutuamente. Tenemos que trabajar en conjunto, unir fuerzas; en el caso de Oaxaca es aún más apremiante que nos centremos en el objetivo de hacer un trabajo en equipo. En FEVO no involucramos el tema de cerveza, mezcal u otros destilados. Nos enfocamos específicamente en la cultura del vino. Estamos conscientes, porque así nos lo han hecho saber, que no todo lo que interesa de la gastronomía en Oaxaca son los moles y los mezcales. También hay un público que busca reconocer y apreciar la gran empatía que los sabores de nuestra tierra tienen con los vinos de diversas regiones del mundo; y ese es un mosaico que FEVO también busca mostrar en toda su plenitud", precisa Reyes.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS