Se encuentra usted aquí

Festeja con un buen vino mexicano

Diciembre es un mes para celebrar y qué mejor que hacerlo con caldos nacionales.
Foto: iStock
29/11/2017
10:32
Carlos Borboa
-A +A

La temporada decembrina es perfecta para darse vuelo con todo tipo de etiquetas nacionales. Espumosos, blancos, rosados, tintos, fortificados y vinos de postre, producidos a lo largo y ancho de México, son perfectos para acompañar las celebraciones de fin de año.

“Diciembre abre espacios para todo tipo de vinos. Aunque los espumosos son el común denominador, los aromas y sabores de temporada también obligan a incorporar otras opciones,” señala la sommelier Fernanda Gutiérrez, coordinadora de la Maestría en Administración del Vino de CESSA Universidad.

probando_vino.jpg

“En México tenemos una oferta de etiquetas cada vez más amplia, con todo tipo de estilos, precios y procedencias. Hoy, para cualquier paladar y cocina, el vino mexicano ofrece una opción; la industria nacional posee fermentados jóvenes, tintos robustos, blancos con madera…”.

De todas las expresiones nacionales de la vid, son los vinos blancos y rosados los que destacan por su capacidad para hacer frente a distintas preparaciones de la temporada decembrina.

“Los festines de fin de año están llenos de especias y sabores muy contundentes; los rosados y blancos ayudan a limpiar el paladar y dar ligereza a cualquier menú.

burbujeantes_mexicanos.jpg

“Los rosados, por ejemplo, son muy buenos para acompañar entradas o servir como parte de un coctel. Para comer, los blancos con paso por barrica son una excelente opción; un Chardonnay estructurado y corpulento puede incluso armonizar con carnes rojas de mediana intensidad,” detalla la sommelier.

Para las sobremesas de temporada, la opción son vinos de cosecha tardía o de postre. Soleras y mistelas también pueden incorporarse a los festejos como digestivos.

Hablamos de fermentados perfectos para acompañar turrones, nueces, frutos secos y quesos maduros, elementos tradicionales en las mesas decembrinas. Contrario a lo que se piensa, México posee muy buenos ejemplares en esta categoría vinos con buena concentración de azúcar y excelente balance ácido.

“¿Orígenes? En cuestión de tintos, Chihuahua es espectacular; a lo largo de sus diferentes valles productivos es posible hallar vinos con gran expresión aromática, muy frutales y ligeramente especiados. Coahuila, por el contrario, es muy interesante en tema de blancos con paso por barrica. Para espumosos basta con voltear hacia Querétaro, con sus fermentados de burbuja fina y acidez viva. Ahora que, si lo que uno busca es disfrutar la máxima expresión de la vitivinicultura mexicana, Baja California es definitivamente la opción,” aconseja, finalmente, la sommelier Fernanda Gutiérrez.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios