Veracruz votará con dolor por la corrupción

28/06/2018
05:13
Pedro Villa y Caña
Veracruz
-A +A

Veracruz.- "Era de noche y mi tía Isabel se puso mal del cáncer. Como el hospital nunca se terminó de construir tuvimos que llevarla en un taxi a Xalapa, que está poco más de una hora. Pero se nos murió en el camino”, comenta José Ramírez, poblador de Perote, Veracruz.

Como el hospital de este municipio, se contabilizan al menos 12 hospitales y clínicas que fueron dejadas inconclusas o abandonadas en los periodos de Fidel Herrera (2004-2010) y de Javier Duarte (2010-2016), son consideradas como ejemplo del grado de corrupción que existe en Veracruz.

Desde hace casi una década, la mayoría de estos centros hospitalarios se encuentran llenos de cuarteaduras, sucios, habitados sólo por arañas, abejas, víboras, iguanas y murciélagos,.

El pasado 21 de junio, Miguel Ángel Yunes Linares, actual gobernador, informó mediante un video que una casa en Houston, Texas, que pertenecía a Javier Duarte, fue recuperada por el estado de Veracruz y afirmó que con su venta se terminarían de construir los hospitales de Nautla y de Perote.

“La casa que hoy recuperamos (…) la vamos a vender y la vamos a destinar a obras de salud, para terminar los hospitales de Nautla, Perote, o construir una clínica que se requiere en la zona más popular de Veracruz”, dijo.

En un recorrido hecho por EL UNIVERSAL se encontró que debido a su abandono, estos dos hospitales han sido saqueados para llevarse el cobre de tubos, cables, equipo eléctrico y médico, incluso marcos de ventanas con todo y vidrios que había sido instalados.

Frío olvido

El aire fresco que se siente en el municipio serrano de Perote se incrementa al entrar al cuarto que estaba destinado a ser una sala de espera de un hospital en este poblado, sin embargo, desde hace nueve años, la construcción sigue abandonada y continúa deteriorándose.

“José”, un policía estatal que con un horario de 24x24 tiene que vigilar que nadie se lleve algo de lo poco valioso que queda, muestra el paso del descuido.

“¿Ven esa esquina como está llena de marcas? Son del temblor de septiembre del año pasado. Así esta toda la construcción. Pásenle y vean como se está cayendo lo que queda del hospital. Véanlo y compruébenlo”, comenta el vigilante.

El hospital no cuenta con luz, ni baño, por eso un vecino “ le pasa” electricidad al policía, para que el único foco que hay pueda alumbrar.

“Estamos aquí porque ya se han robado varias cosas. Un aparato grande, como transformador, que estaba atrás se lo robaron y dicen que valía mucho dinero. Por eso estamos aquí, yo y mi compañero para cuidar que no se lleven lo poco que queda. Pero es un peligro, porque puede haber un temblor y esto se puede caer”, explica el veracruzano.

Viajes de dolor

A 100 kilómetros de Perote, a un costado del Golfo de México, se encuentra un hospital en obra negra en peores condiciones. Se trata de la construcción que sería el Hospital Integral de Nautla, el cual inició a construirse en 2008 y hoy luce abandonado y saqueado. Las dos puertas de este edificio prácticamente permanecen abiertas, y sin ningún tipo de vigilancia.

Docenas de murciélagos habitan los baños y cuartos oscuros que estaban destinos a atender pacientes. Una docena de iguanas verdes viven en los hoyos del drenaje de este centro médico olvidado, mientras que varios enjambres de abejas están sobre el techo, al cual se le han desprendido pedazos de plafón blanco, que se pudren en el piso.

"A mi se me han muerto gente en el asiento de atrás porque no alcanzan a llegar al hospital que está en Martínez de la Torre. Es más, ayer tuve que llevar a una señora que me fue a tocar a media noche para que la llevara porque se sentía mal de la vesícula", comenta "Victor", un taxista que cuentan que un gran porcentaje de sus viajes son para ir a clínicas de salud de municipios vecinos a Nautla.

Corrupción, el mayor daño

El alto grado de corrupción en esta entidad es un problema que ha afectado a todos los sectores de la población, por lo que en la jornada electoral de este domingo será un factor que la sociedad veracruzana exigirá al emitir su voto, y será un pendiente para la próxima administración estatal, afirmaron empresarios y líderes religiosos.

En entrevista, Jesús Muñoz de Cote Sampieri, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en la entidad, consideró que la corrupción que se vivió en la administración de Javier Duarte afectó profundamente al sector turístico.

El caso duarte fue tan grande que trascendió a nivel internacional y ocasionó una baja en el número de turistas, también ahuyentó la inversión de empresarios.

José Munuel Suazo, vocero de la Arquidiocesis de Xalapa, señaló que la corrupción es un problema que sigue en la entidad, por lo que la población de ese estado busca que las autoridades tengan mayor grado de transparencia y eliminar la corrupción.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS