Vecinos rechazan gasera en fraccionamiento de Chiapa de Corzo

Colonos afirmaron que el ayuntamiento y la constructora particular desacataron un amparo que frena la construcción de la gasera
03/02/2018
20:51
Fredy Martín Pérez / Corresponsal
Chiapa de Corzo, Chis.
-A +A

El ayuntamiento de Chiapa de Corzo y una constructora particular desacatan un amparo del Juzgado Primero de Distrito, contra la construcción de una gasera que almancería hasta 450 mil litros de combustible, en los límites del fraccionamiento 20 de Mayo, denunciaron los vecinos.
 
En un escrito, los vecinos dieron a conocer que el 5 de septiembre del 2017, el Juzgado Primero de Distrito, les concedió un amparo indirecto con número 836/2017, contra la construcción de la gasera, ya que la construcción de la gasera constituye “un peligro para las familias” que viven en el fraccionamiento, ya que la obra está a tan solo a diez metros de las casas.
 
El Juez concedió amparo definitivo contra la construcción de la obra, pero a más de cuatro meses, la constructora y el ayuntamiento, que autorizó el uso del suelo para la obra, ignoran la resolución.
 
Los vecinos dijeron que trabajadores y material de construcción se sigue moviendo en el predio, “sin ningún problema, ni acatando el dictado de un juez federal”, con lo que la obra sigue en marcha e incluso los dueños de la empresa aseguran que no suspenderán la obra, porque es parte de “un poderoso grupo de inversionistas” locales.
 
Los vecinos aseguraron que en el año 2015, el ayuntamiento de Chiapa de Corzo, en sesión de cabildo número 205, aprobó el cambio de uso de suelo en predio llamado Concepción de más de 12 hectáreas, ubicado en la Rivera de Cangui, en el municipio de Chiapa de Corzo, ubicado en el kilómetro 3.2 de la vía Chiapa de Corzo-Aeropuerto.
 
En el predio también se autorizó la comercialización para el proyecto de lotificación del fraccionamiento 20 de Mayo, que está asentado en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio.
 
Cuando los colonos se percataron que con maquinaria pesada fueron ingresados predio tres tanques de almacenamiento, uno de 250 mil litros y dos más de 100 mil cada uno, en las bardas perimetrales de los hogares, decidieron ir a hablar con el alcalde de Chiapas de Corzo, Javier Hernández Zarazúa, quién les confirmó que la obra se trataba de una gasera, pero no explicó “los motivos o datos del porque se instalaría una gasera a un costado del fraccionamiento”.
 
Los colonos empezaron a indagar y confirmaron lo que le había dicho el alcalde, que en el lugar se construiría una planta de almacenamiento y distribución de gas LP, autorizada el 16 de noviembre del 2016 en sesión de cabildo.
 
Los habitantes del fraccionamiento hablaron con los regidores donde conocieron que “no tenían expediente ni dictamen de las comisiones competentes, como medio ambiente o desarrollo urbano” e incluso, “no existió anuencia vecinal de ningún tipo, puesto que fue sometido directamente al cabildo, en donde fue aprobado por mayoría”.
 
Solo dos regidores manifestaron su oposición a la obra, ya que acusaron a una regidora plurinominal del PVEM, que no vive en Chiapa de Corzo, de haber “gestionado la aprobación” de la obra en el ayuntamiento.
 
Los colonos consideran que esta obra constituye “un atropello a sus derechos”, porque es una acción “irresponsable del ayuntamiento” al “emitir y autorizar dos actos contrapuestos e ilógicos”, como autorizar un fraccionamiento y luego una gasera “a diez metros del fraccionamiento”.
 
Por esto, los vecinos piden al ayuntamiento que acate el mandato del Juez, ya que esa obra constituye “una actividad de altísimo riesgo”, por la “alta emisión y concentración de sustancia en forma de compuestos orgánicos volátiles, aunado a que en caso de algún accidente ni siquiera tienen ruta de emergencia, puesto que la gasera les absorbió la mitad del camino de entrada y salida del fraccionamiento”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS