"Un día se me hizo una bola y estaba morada"; a los 9 años, Osvaldo ya tenía cáncer

Fue diagnosticado en el 2013 con Linfoma de Hodgkin y recuerda que todo empezó con un golpe accidental que sufrió en una de sus extremidades
"Un día se me hizo una bola y estaba morada"; a los 9 años, Osvaldo ya tenía cáncer
Además de sus extremidades, este tipo de cáncer afectó en Osvaldo otras partes como la garganta y el bazo. Foto: iStock
16/02/2018
10:20
Notimex
Guadalajara
-A +A

Apenas tenía 9 años de edad, y Osvaldo Basulto Ceja ya tenía cáncer, desde entonces ha sido tratado en el Hospital de Pediatría del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco y hoy en día es un joven de 14 años de edad.

Fue diagnosticado en el 2013 con Linfoma de Hodgkin y recuerda que todo empezó con un golpe accidental que sufrió en una de sus extremidades.

“Primero me pegué en mi pierna izquierda cuando andaba en la bici, les decía a mis papás que me dolía, me dolía mucho la mitad de la pierna, un día se me hizo una bola y estaba morada, me llevaron con una tía que es enfermera y me hospitalizaron”, recordó.

Su madre, María Ceja, señala que al inicio todo parecía ser una infección de tejidos blandos, pero el diagnóstico más temido se confirmó, luego de algunos estudios.

“Deciden hacer una biopsia dirigida, el niño nada más se paraba y la pierna se le ponía negra, imagínese para su edad y él tirado en la cama, entonces encontraron células crecidas, y después de la biospia se confirmó que era cáncer”, dijo.

Agregó: “Uno se derrumba, al mes se confirmó el diagnóstico, todavía ese día teníamos planes de ir a dar la vuelta, pero nos dijo el doctor que el niño se iba a quedar internado, porque lo que tenía era cáncer, e inicia con su tratamiento de Linfoma de Hodgkin”.

Además de sus extremidades, este tipo de cáncer afectó en Osvaldo otras partes como la garganta y el bazo. Sin embargo, al no perpetrar en los huesos, señala la señora Ceja, el joven no perdió su pierna.

“No había infiltrado hueso, estuvo un año de tratamiento y Gracias a Dios salió adelante y aquí estamos, ya está dado de alta, aunque sigue en control”, puntualizó.

En la actualidad Osvaldo se encuentra en control del cáncer que le fue detectado y que al parecer redimió, por lo que cada seis meses debe asistir a cita con los especialistas del Hospital Pediátrico del IMSS Jalisco.

Su mamá señaló que se deben seguir cuidados permanentes, como el hecho de mantener la limpieza y asepsia en su entorno para evitar infecciones dado que estas enfermedades bajan las defensas y afectan el sistema inmunológico en los pacientes.

A los padres de familia les deja un mensaje, y es que el cáncer en los niños puede manifestarse de distintas formas, por lo que es indispensable llevarlos a revisión médica, a los primeros síntomas.

“Son muchos los síntomas, pueden ser dolores de piernas, dolores de estómago, temperatura, moretones, hemorragias, por más mínimo que sea los invito a que los lleven de inmediato al doctor, para que sea oportuna la atención, porque gracias a Dios con nosotros fue a tiempo y podemos contar nuestra historia”, subrayó.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS