A un año de la detención de Dámaso López “El Licenciado”

Su nombre volvió a mencionarse tras la captura en Tijuana de Heriberto “N”, “El Koala”, uno de los presuntos autores materiales del asesinato del periodista Javier Valdez
Foto: Archivo/ EL UNIVERSAL
02/05/2018
23:22
Manuel Espino Bucio
-A +A

Hace un año que Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, uno de los líderes del cártel de Sinaloa, fue detenido en la colonia Anzures, en la Ciudad de México.

Su nombre volvió a mencionarse en días pasados tras la captura en Tijuana de Heriberto “N”, “El Koala”, uno de los presuntos autores materiales del asesinato del periodista sinaloense, Javier Valdez Cárdenas, registrado en mayo de 2017.

Al “Koala” se le vincula con el grupo de Dámaso López Serrano, “El Mini Lic”, quien junto a su padre disputó el liderazgo del cártel de Sinaloa a los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Tras la detención de su padre, “El Mini Lic” se entregó a la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), porque temía ser asesinado por los hijos de “El Chapo".

Cuando “El Licenciado”, fue informado de que sería trasladado al penal federal de Ciudad Juárez, Chihuahua, quería llorar, contaron autoridades de la SEIDO.

Fiscales de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) señalaron que el capo, quien fue brazo derecho y compadre de Joaquín “El Chapo” Guzmán, quería que lo llevaran al penal de Puente Grande, Jalisco, su antigua casa donde estuvo como subdirector de Seguridad y Custodia y desde donde ayudó al “Chapo” a fugarse por primera vez.

Sin embargo, fue trasladado al penal federal número 9 de Ciudad Juárez, donde estuvo “El Chapo” antes de ser extraditado a Estados Unidos.

En su declaración, “El Licenciado” aseguró que no ordenó ningún ataque contra Ismael El Mayo Zambada en febrero del año pasado, otro de los líderes de la organización criminal de Sinaloa, culpó a los hijos del Chapo de inventar esta situación.

Dijo que la confrontación abierta con Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar es porque le tienen envidia a su hijo, Dámaso López Serrano.

Rechazó que hubiera una alianza con el Cártel Jalisco Nueva Generación y aseguró que conoce a Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho¸ líder de dicha organización, pero que nunca lo trató.

“El Licenciado” llegó a la ciudad de México a refugiarse y durante su estancia en la capital viajaba en transporte público y en un automóvil Corola. No traía escoltas.

“Entre los malos, él se consideraba bueno”, dijo el capo, según comentaron autoridades federales.

Tras la detención de “El Licenciado”, el Ejército y la PGR realizaron dos operativos en la colonia Tlaltenco, Tláhuac, y en la colonia Jardines del Sur, Xochimilco, donde detuvieron a Benigno Gastélum Sandoval “El Beni” y otras cinco personas quienes operaban bajo las órdenes de Dámaso López Serrano “El Mini Lic”, ligado al Cártel de Sinaloa.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS