Uber denuncia segregación tras exigencias para operar en Puebla

La empresa de transporte anunció que se inconformarán legalmente por la exigencia de cobrar sólo con tarjeta de crédito; se aclaró que esto limitará el servicio a 56% de la población que sólo paga con efectivo
UBER denuncia discriminación tras exigencias para operar en Puebla
Foto: ARCHIVO / EL UNIVERSAL
11/12/2017
17:39
Edgar Ávila / Corresponsal
Puebla
-A +A

La empresa de transporte Uber denunció que la exigencia de autoridades de Puebla para cobrar sólo con tarjeta afecta a sus usuarios y anunció que se inconformarán legalmente por la exigencia de realizar investigaciones socio económicas a posibles socios al considerarlas discriminatorias.

En un comunicado de prensa, informaron que cumplen con la totalidad de los requisitos establecidos en las recientes reformas de la Ley de Transporte del Estado de Puebla, aprobadas a finales de octubre, pero la compañía se quejó por dos asuntos.

Uber explicó que ha recibido notificaciones de la autoridad para prohibir el pago en efectivo; sin embargo, aclaró que esto significa limitar el uso de la aplicación al 56% de la población que no tiene acceso a una tarjeta de crédito.

En Puebla, señaló la empresa, el pago en efectivo se acepta desde marzo de 2017 y más de 326 mil poblanos han utilizado este método de pago viajando desde y hacia colonias como Santa María la Rivera, Anzures, Centro, Concepción de la Cruz, San Diego de Los Sauces, Posadas, entre otros.

Los destinos más populares son la Central de Autobuses de Puebla, centros comerciales y universidades como UPAEP, BUAP y Universidad del Valle de Puebla.

“Para mantener el acceso a la aplicación a las personas que pagan en efectivo y las ganancias de los socios conductores, la empresa ha decidido tomar como última opción las acciones legales correspondientes”, advirtió.

Además del pago en efectivo, la empresa buscará no realizar investigaciones socio económicas a posibles socios al considerarlas discriminatorias para aquellas personas de menores ingresos, como lo exige la ley reformada.

Y anunció que impugnará el artículo de la Ley que atenta contra la libertad contractual, atribuyendo responsabilidad civil, penal o administrativa directamente a las Empresas de Redes de Transporte (ERTs), de manera arbitraria y sin intervención de autoridad judicial.

Se trata, expresó, de “en una situación que excede las facultades de la Secretaría de Infraestructura y Transporte, quien no es órgano encargado de deslindar responsabilidades, ni de determinar el alcance, contenido y validez de las cláusulas pactadas por las partes en contratos mercantiles”.

“En Uber, las acciones legales siempre serán nuestra última opción. Buscamos seguir trabajando de la mano de las autoridades para incrementar la seguridad y mejorar la movilidad de la ciudad de Puebla”, declaró Federico Ranero, director general de Uber México.

La reforma a la Ley de Transporte del Estado de Puebla se validó con 31 votos a favor, dos en contra y la excusa de un legislador, en las cuales se estableció que los concesionarios deberán entregar al gobierno estatal el padrón de los conductores, pero no se transparentarán los nombres de los socios de empresas como Uber.

Se impuso a los choferes la aplicación de exámenes toxicológicos, psicológicos e investigaciones socio económicas; la capacitación en derechos humanos, género y discriminación, y deberán actualizar de manera semestral su carta de antecedentes no penales.

En tanto, las compañías tendrán que comprobar, a través de un tercero, que los interesados en emplearse en las plataformas no se encuentren registrados en bases multijurisdiccionales de otros estados.

Las reformas establecieron que sólo por requerimiento de la autoridad competente y bajo criterios de seguridad e investigación, se tendrá acceso a las tecnologías de teléfonos inteligentes, sistemas de posicionamiento global y plataformas tecnológicas de las compañías.

Uber anunció que seguirá operando en Puebla y cumpliendo con los requerimientos de la nueva regulación y aseguró cumplir con todos los requisitos que exige el gobierno estatal para su operación, como exámenes toxicológicos, psicométricos y psicológicos, difusión de información de seguridad e inclusión a socios conductores.

Aseguró que cumple, incluso desde antes de la aprobación de la nueva regulación, con todos los elementos de seguridad requeridos por las autoridades. Detalló que cuenta con la información de todos los viajes de usuarios y socios conductores desde el inicio de la operación en Puebla.

“Esto significa que se resguarda la información por más de dos años, como lo especifica la ley. Además cuenta con una relación directa con la Fiscalía del Estado de Puebla, autoridad a la que se le proporciona toda la información requerida para investigaciones donde usuarios o socios conductores estén involucrados”, detalló.

Incluso, aunque no es un requerimiento que se especifique dentro de la nueva regulación de Puebla, Uber ha incluido dentro de la aplicación, tanto para usuarios y socios conductores, un número de emergencia con línea directa a las autoridades estatales.

etp

Mantente al día con el boletín de El Universal