Tierra Caliente: matan a 3 militares en emboscada

Otros tres soldados resultaron heridos en el ataque en Coyuca; se dirigían a un rancho donde había “personas armadas”: Sedena
Los soldados viajaban a bordo de camionetas particulares sin placas, entre ellas una Nissan azul modelo Frontier, y no en patrullas oficiales del Ejército (ESPECIAL)
10/05/2018
02:35
Arturo de Dios Palma, Diana Lastiri y Mariluz Roldán Corresponsal y reporteras
-A +A

[email protected]

Chilpancingo.— Tres militares muertos y tres heridos fue el resultado de una emboscada que sufrieron la noche del martes cuando se dirigían al rancho de la familia Montúfar Mendoza, en la comunidad de Monte Grande, en el municipio de Coyuca de Catalán, en la Tierra Caliente. 

Aunque los primeros reportes manejaron que entre las víctimas había dos policías estatales fallecidos, por la noche el vocero de Grupo Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Álvarez Heredia, no confirmó la información, dijo que sólo tenían el saldo de los militares abatidos.

De acuerdo con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la noche del pasado martes personal adscrito a la IX Región Militar de Cumbres de Llano Largo, en Guerrero, se trasladó a la comunidad de Monte Grande al rancho El Pozo, para verificar una denuncia anónima sobre la presencia de personas  armadas en el inmueble propiedad de la familia Montúfar, de donde fue plagiado el caporal del rancho.

Al realizar los reconocimientos un grupo de individuos abrió fuego contra los elementos castrenses y en el lugar perecieron  los tres militares. Los otros tres que  resultaron  heridos   fueron  evacuados a diferentes instalaciones sanitarias militares, afirmó la dependencia federal. Luego de la emboscada, los agresores dejaron en libertad al caporal retenido.

Entre las víctimas están el teniente Pedro Chávez González, el sargento Patricio García Hernández y el cabo Raúl Bernal; mientras que los heridos fueron dos cabos y un soldado, todos ellos del 34 Batallón de Infantería. La Sedena informó que en coordinación con autoridades municipales, estatales y federales, realizan reconocimientos para localizar a los agresores, sin que hasta el momento sean detenidos.

Los soldados viajaban a bordo de camionetas particulares sin placas, entre ellas una Nissan azul, modelo Frontier y no en patrullas oficiales del Ejército. Al respecto, el gobierno de Guerrero descartó tener información sobre por qué los militares iba en la camioneta color azul. 

En los primeros minutos, se difundió la versión de que además de los tres soldados asesinados, dos policías estatales también habían muerto y otros tres militares se encontraban desaparecidos.  Sin embargo, por la tarde ninguna autoridad confirmó el asesinato de los dos agentes de la Policía Estatal ni tampoco la desaparición de los militares.

Lamentan atentado. A través de su cuenta de Twitter, el presidente Enrique Peña Nieto expresó sus condolencias a las familias de los fallecidos. “Lamento los hechos ocurridos en Coyuca de Catalán, Guerrero, en los que fallecieron y resultaron heridos miembros del Ejército mexicano. Deseo pronta recuperación a los lesionados y expreso mis condolencias a las familias de quienes perdieron la vida en cumplimiento de su deber”.

En el mismo tono se expresó el titular de la Sedena, Salvador Cienfuegos Zepeda, en redes sociales: “Mis más sentidas condolencias a las familias de nuestros compañeros que perdieron la vida y resultaron heridos en el cumplimiento de su deber, tras ser agredidos por individuos desconocidos en Coyuca de Catalán, Guerrero”, escribió en Twitter.

En tanto, el titular de la Secretaría de la Marina-Armada de México, Vidal Francisco Soberón Sanz, también manifestó sus condolencias por lo ocurrido a los militares. “Nos sumamos a las condolencias que embarga a las familias de los tres compañeros de armas de @SEDENAmx, que fallecieron el día de ayer en cumplimiento de su deber”, publicó en su cuenta de Twitter.

Al respecto, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) demandó que no haya impunidad en el caso y advirtió que observará la evolución de los acontecimientos en el ámbito de sus competencias.

“La CNDH reprueba una vez más, todo acto de violencia y cualquier conducta que esté fuera de ley, y demanda a las autoridades competentes que en este caso no haya impunidad”, indicó.

“Este organismo nacional demanda a las autoridades competentes una investigación exhaustiva del caso, con pleno respeto a los derechos fundamentales para deslindar responsabilidades y que los autores sean presentados ante la justicia para que reciban el castigo que en derecho proceda”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS