Suman 2,500 fragmentos de huesos en fosa de Tijuana

Las piezas fueron enviadas a la PGR para extraerles muestras genéticas; hallazgo se dio en el predio donde El Pozolero desintegró casi 300 cuerpos
19/08/2017
01:58
Tijuana.
Gabriela Martínez / Corresponsal
-A +A

[email protected]

Al menos 2 mil 500 fragmento de huesos humanos han sido hallados en la fosa descubierta el martes pasado en un terreno ubicado en la colonia Maclovio Rojas, enclavada entre los cerros en la zona este de Tijuana, convirtiéndola en uno de los cementerios clandestinos más grande del estado, según la Asociación Unidos por los Desaparecidos de Baja California.

El presidente del organismo, Fernando Ocegueda, dijo que parte de los restos han sido enviados a las instalaciones de la Procuraduría General de la República (PGR), en la Ciudad de México, para que los peritos extraigan muestras genéticas y las comparen con las entregadas por familiares de personas desaparecidas en la entidad.

“Esto es una gran fosa, solamente el jueves salieron más de 2 mil piezas y son pedazos grandes en buen estado como para tener resultados, por ahora sólo nos queda esperar a que avancen las investigaciones”, dijo Ocegueda en entrevista telefónica con EL UNIVERSAL.

El secretario de la asociación, Fernando Ortigoza, detalló que durante el primer día de excavaciones lo primero que vieron fue un cráneo, una quijada y un par de dientes, aunque no había ningún olor por el tiempo que llevaban enterrados: entre cinco y ocho años, de acuerdo con los calculos de la asociación.

Dijo que esta nueva fosa se encuentra a poco más de medio metro de la que fue localizada en junio pasado, en la que también encontraron pedazos de hueso, pero más pequeños y en menor cantidad.

“Es muy impactante. Esta gente sufrió de manera que no imaginamos y su familia también porque deben estarlos buscando”, expresó Ortigoza. Dijo que las excavaciones, a cargo de personal de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) y peritos antropólogos de la PGR, continuarán hasta terminar la semana, en una área de aproximada de 30 metros cuadrados.

El terreno en la colonia Maclovio Rojas es conocido como La Gallera, porque era utilizada como un espacio para resguardar a gallos de peleas. Los vecinos explican que constantemente llegaban camionetas de lujo para llevarse a los animales o que incluso había ocasiones en las que se realizaban las peleas en ese mismo sitio.

En 2009 Santiago Meza López, El Pozolero, confesó que había disuelto a casi 300 personas en soca caustica en diferentes terrenos situados en la colonia Maclovio Rojas, uno de ellos, La Gallera, por órdenes de Teodoro García Simental, integrante del cartel de Sinaloa.

Tras su revelación, en noviembre de 2012 autoridades federales hallaron una primera fosa clandestina en ese mismo terreno, con aproximadamente 2 mil pedazos de huesos además de masa orgánica.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS