Se desploma refinación de petróleo en Salina Cruz

Producción en la planta Antonio Dovalí registra caída de 52% en transformación del hidrocarburo este año
Contratiempo. El pasado 14 de junio, la planta sufrió un incendio, por lo que dejó de producir durante julio. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL
30/03/2018
03:27
Flor Hernández
-A +A

Oaxaca. — La refinería de Petróleos Mexicanos (Pemex) Ing. Antonio Dovalí Jaime, ubicada en Salina Cruz, registró una caída de 45 y 52% en la transformación del hidrocarburo en enero y febrero de este año, respectivamente, en relación con los mismos meses de 2017.

De acuerdo con las estadísticas Proceso de petróleo crudo por refinería de la empresa, en el primer mes de este año la planta refinó 164 mil 531 barriles diarios y en el segundo mes, 118 mil 208 en la misma proporción.

Las cifras, sin embargo, en comparación con 2017 representan una caída de 45% en enero, cuando se procesaron 252 mil 306 barriles diarios, y de 52% en febrero, cuando se refinaron 246 mil 245 barriles.

Y aunque la productividad de febrero de este año es una de las más bajas, aún se encuentra por encima de los 87 mil 893 de junio y de los 52 mil 850 barriles de septiembre del año pasado, fechas en las que la refinería registró paros por desastres naturales.

El pasado 14 de junio, la planta enfrentó un incendio causado por la inundación que provocaron las intensas lluvias de la tormenta tropical Calvin. La conflagración registrada en la casa de bombas del área de almacenamiento de 500 mil barriles de crudo se mantuvo activa durante dos días.

Ante ello, el complejo suspendió su producción en julio del año pasado y en agosto reportó una transformación de apenas 126 mil 362 barriles por día.

A unos días de haber reiniciado su actividad de manera regular, el temblor de 8.2 de magnitud que tuvo su epicentro en Pijijiapan, Chiapas, el 7 de septiembre de 2017, dejó nuevamente fuera de servicio a la refinería que durante años lideró la producción de Pemex.

Ese mes, el complejo reportó la refinación de 52 mil 850 barriles diarios, pese a que sólo estuvo activa siete días, el mes siguiente no existen datos de producción, debido a los daños registrados en el sistema eléctrico.

El 13 de octubre de 2017, la empresa dio a conocer la llegada de dos turbogeneradores procedentes de Eslovenia, los cuales aterrizaron en el aeropuerto de Huatulco y fueron trasladados vía terrestre a Salina Cruz.

Con lo anterior, se dio solución a las fallas registradas en el sistema eléctrico que causó el sismo. En noviembre, la planta comenzó con pruebas y en los primeros días de diciembre realizó la refinación de hidrocarburos, pero únicamente en uno de los dos trenes de producción. Sin embargo, la refinería aún se encuentra lejos de alcanzar la media de productividad que era de 245 mil barriles diarios de refinación.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS