Se desata violencia durante huelga en Hidalgo

Policías estatales arrojaron gas lacrimógeno contra empleados de confianza que buscaban ingresar a la sede del ayuntamiento de Mineral de la Reforma, luego de que trabajadores sindicalizados estallaran en huelga
Violencia en huelga de trabajadores municipales en Mineral de la Reforma, Hidalgo
Foto: Especial
13/06/2018
16:05
Dinorath Mota / Corresponsal
-A +A

Pachuca.- Al menos dos conatos de violencia se registraron en la alcaldía de Mineral de la Reforma, Hidalgo, donde trabajadores sindicalizados estallaron ayer una huelga y hoy fueron apoyados por policías estatales, quienes arrojaron gases lacrimógenos en contra de empleados de confianza que buscaban ingresar a la sede del ayuntamiento.

La huelga inició ayer por la mañana en que integrantes del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Mineral de la Reforma colocaron la banderas rojinegras al acusar que no hubo voluntad del edil, el panista Raúl Camacho Baños, para atender el pliego petitorio donde piden un incremento salarial del siete por ciento.

Las instalaciones de la presidencia fueron tomadas y cerradas por los inconformes, pese a que al interior de las oficinas se encuentra una veintena de trabajadores, por lo cual la alcaldía pidió ante el juzgado un amparo para liberar a los retenidos.

Este día, alrededor de mil 500 empleados de confianza, entre ellos el alcalde, llegaron a las instalaciones de la presidencia municipal con la intención de abrir las oficinas y comenzar a laborar, sin embargo los 200 trabajadores que se encuentran en huelga trataron de impedir el ingreso.

En ese momento hubo empujones y los sindicalizados acusaron al edil de haber iniciado la agresión. Minutos después arribaron policías estatales en apoyo de los huelguistas y para disolver la presencia de los empleados arrojaron bombas de humo.

Los trabajadores de confianza y las autoridades municipales descalificaron la actuación de la policial estatal, al asegurar que sin importar que hubiera personas discapacitadas, mujeres e incluso ancianos que esperaban los beneficios de un programa social, arrojaron los gases.

El secretario general del Ayuntamiento, Pedro Celestino Pérez Flores, acusó parcialidad del Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje debido a que, aseguró, cuentan con un amparo y por orden de un juez se deben de abrir las instalaciones.

Por su parte los sindicalizados aseguraron que tienen el menos una decena de heridos.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS