Salva Rolex y mata a ladrón; juez decidirá si hubo legítima defensa

Javier “H” fue interceptado por el presunto asaltante cuando se dirigía a abordar su Porsche en el estacionamiento de un hospital
En el estacionamiento del hospital quedó tendido el sujeto que supuestamente forcejeó con el dueño del auto de lujo para arrebarle el reloj valuado en 150 mil pesos. (OMAR CONTRERAS. ELUNIVERSAL)
29/03/2018
02:27
Edgar Ávila / Corresponsal
-A +A

El conductor de un Porsche Boxter azul mató a un presunto asaltante en la zona de Angelópolis, Puebla, luego de que éste intentara arrebatarle su reloj de la marca Rolex valuado en 150 mil pesos.

En el estacionamiento del Hospital Puebla elementos de la policía detuvieron al dueño del automóvil de lujo, identificado como Javier “H”, de 36 años, quien declaró ser abogado y que que dos horas antes acudió a una consulta dental y al salir de las instalaciones para abordar su vehículo Porsche 718 Boxter fue abordado por el asaltante.

Los informes policiales explican que el dueño del auto con placas PZH-16-15, de Morelos, forcejeó con el presunto asaltante, quien recibió un disparo en la cabeza.

La víctima quedó  postrada junto al automóvil y paramédicos del hospital le  brindaron  atención médica, pero éste ya no tenía signos vitales. El cuerpo fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Puebla en calidad de desconocido.

Javier “H” dijo a las autoridades que tiene permiso para usar el arma y que lo hizo en legítima defensa. Precisó que es abogado de profesión y que no pondría resistencia a la detención.

Hasta el cierre de esta edición, la FGE no había informado sobre el avance de las investigaciones ni en qué condición legal se encuentra el dueño del Porsche. Tampoco se confirmó si el asaltante llevaba armas que afectaran la vida del conductor.

Legítima defensa. El abogado Arturo Hernández explicó que el juez en turno deberá revisar a fondo si realmente actuó en legítima defensa en contra de la víctima que intentó robar el Rolex.

Sin embargo, el litigante aclaró que una licencia para portar un arma no significa “un permiso para matar”, pues sólo la seguridad privada o pública es la que la usa en casos estipulados por ley para salvaguardar su vida y la de terceros.

Explicó que hay permisos que autorizan tener armas pero no implican portarlas a todas horas.

Dependiendo de las pruebas, advirtió, podría fijarse si Javier “H” actuó en “exceso de legítima defensa”, por el forcejeo con la víctima, y si éste no portaba armas que pusieran en riesgo la vida del conductor.

“Hay que revisar las condiciones del asaltante; se habla de forcejeo entre ambos, pero no sabemos si el presunto delincuente llevaba armas para agredir al conductor o sólo éste sacó su arma y le disparó”, expuso.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS