​Reos de Puente Grande se van a huelga de hambre

En una comunicado, presos y familiares de éstos aseguran que hasta ahora las autoridades no han cumplido con los compromisos contraídos tras la última huelga de hambre general que se realizó hace un año
​Reos de Puente Grande se van a huelga de hambre
Los presos que se manifiestan denuncian hostigamiento, malos tratos y violaciones a derechos humanos. Foto: Archivo/Xinhua
16/02/2018
17:36
Raúl Torres / Corresponsal
-A +A

Desde el pasado 12 de febrero, varios presos del penal federal de Puente Grande permanecen en huelga de hambre para protestar contra malos tratos por parte de las autoridades penitenciarias.

En una comunicado, presos y familiares de éstos aseguran que hasta ahora las autoridades no han cumplido con los compromisos contraídos tras la última huelga de hambre general que se realizó hace un año.

“Poco a poco, de manera bien elaborada y de forma subrepticia, van colocando el mal funcionamiento y el otorgamiento de servicios de reclusorio, por la senda del sistema violatorio de nuestros más elementales derechos”, señalaron.

Los reos aseguran que esta acción conlleva riesgsos para ellos y esperan represalias que pueden verse reflejadas en sanciones, cambios de sección, de módulo y dormitorio; la cancelación temporal de estímulos (libros y ampliación de visitas) o traslado  a otro centro penitenciario para alejarlos de sus familiares.

“A costa de todo lo anterior, consideramos necesario, imprescindible y justo, nosotros como Personar Privadas de su Libertad, del Centro Federal de Readaptación Social No. 2, de Puente Grande, Jalisco, presentar el siguiente Pliego Petitorio,  en el marco de esta Huelga de Hambre General, como una forma de sacar a la luz, la clara violación a nuestros derechos  más elementales”, señala el documento para después enumerar una lista de agravios.

Asi, denuncian hostigamiento, malos tratos y violaciones a derechos humanos contra quienes los visitan, incluidos menores de edad; además, señalan que con la finalidad de entorpecer las visitas a los presos se burocratiza el proceso al grado de hacer que muchas personas no puedan ingresar a pesar de proceder de otras ciudades o estados.

“Nos afecta enormemente, el hecho de que se haya establecido el registro de familiares, amistades y números telefónicos cada tres meses; cuando sabemos que son los lazos más queridos y el hilo a que nos aferramos, en esa esperanza de un día ver la luz de la libertad”, indicaron.

Recordaron que en la huelga de hambre de hace un año tanto el Centro Penitenciario, como todas las personas privadas de su libertad firmaron un Plan de Actividades en donde el Centro se comprometió a dar atención médica mínimamente cada semana, previa petición.

“Hoy, es  evidente que incumplen con ello. Meses y meses tenemos sujetos el desamparo a nuestra salud, aunado a la brutal escasez de medicamentos, los cuales, solo quien tiene recursos económicos los puede solventar, o en su defecto, quienes pueden interponer el recurso de amparo”, señalaron.

Respecto a la alimentación señalaron que cada día es peor,  pues la calidad y la cantidad son deficientes y no se procura una dieta balanceada.

“Con anterioridad hemos solicitado a las autoridades de este Centro Penitenciario que se nos autoricen televisores de 9 pulgadas, ya que las que actualmente se autorizan son de 7 pulgadas, sin embargo, ya no se encuentran tan fácil en existencia y es tecnología obsoleta, además de adquirirse a costos muy elevados”, indicaron.

Los reo también indicaron que los precios en la tienda del interior del penal han incrementado de forma desproporcionada y se han retirado diversos produnctos de consumo indisensable.

“En la actual administración se da la facilidad para que gratuitamente se gestionen enlaces matrimoniales, reconocimientos de menores y así fortalecer la reinserción social, cosa que en la práctica aún no es realidad”, denunciaron.

Además, aseguran que el tiempo que se les otorga para realizar llamadas telefónicas, por lo que solicitan que de 10 minutos se pase a 15 minutos y se implemente el sistema de tarjeta de prepago para agilizar el servicio.

Pidieron también que se les entregue oportunamente la documentación que tiene que ver con su proceso penal, pues de eso depende que estén bine informados sobre sus casos y puedan tomar decisiones acertadas.

“El presente sistema de entrega de rastrillos ocasiona que sean muchas veces dados a quien no corresponde, poniendo en grave riesgo la salud de muchos de nosotros, en evidente violación al derecho a la preservación de nuestro bienestar e higiene”, indicaron.

También señalaron deficiencias y retraso en la entrega de ropa y calzado, la falta de actividades recreativas, culturales y artísticas, además de un notorio intento por desincentvar la lectura.

“Sabedores de que nos asiste la razón, hacemos patente el llamado a los medios de comunicación y a la opinión pública, así como a la CNDH y a los organismos y Organizaciones de Derechos Humanos, para que estén atentos al desarrollo de nuestra justa lucha, y, a la par, también se solidaricen con ella, apoyándola y dándola a conocer”, concluye el comunicado.

Por su parte, familiares y amigos de los presos se han manifestado a las afueras del penal para apoyar las acciones de los prisioneros.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS