Región estratégica para el trasiego de droga en Guerrero

03/11/2017
01:58
Arturo de Dios Palma
La región de la Montaña baja
-A +A

Chilapa, Ahuacuotzingo, José Joaquín Herrera, Zitlala y Atlixtac— es vasta en recursos naturales: cuenta con bosques, mantos acuíferos, minerales y una gran superficie de tierra fértil para maíz, calabaza, mora, piña, lechuga, rábano, jitomate, ajo y cebolla. Pero también para marihuana y amapola.

En esta región, la población indígena (nahua) prevalece. Muchos de ellos son campesinos que tienen como principal actividad la agricultura, que apenas les resuelve su alimentación. Tienen tierras, pero no las pueden hacer producir como quisieran. Lo que cosechan lo utilizan para el autoconsumo. El excedente lo venden a granel en las banquetas de las ciudades cercanas. Son comunidades pobres.

En las cabeceras municipales es donde la urbanización apenas comienza a aparecer de forma desordenada. La región de la Montaña baja es una espacio estratégico para la siembra y trasiego de droga.

Ahora Los Rojos y Los Ardillos se disputan un corredor de unos 55 kilómetros que comienza en Quechultenango, pasa por Chilapa y llega a Zitlala. Es un corredor donde se cultiva marihuana y amapola.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS