Refuerzan seguridad en Elota, Sinaloa, tras asesinato de jefe policiaco

El alcalde Angel Geovani Escobar señaló que las investigaciones de la privación de la libertad y posterior homicidio del Director de Seguridad Pública y el encargado del banco de armas de la corporación está a cargo de la Fiscalía General del Estado, por lo que se espera que sea esclarecido en breve
14/01/2018
15:28
Javier Cabrera Martínez / Corresponsal
Culiacán, Sinaloa
-A +A

El alcalde de Elota, Angel Geovani Escobar Manjarrez, dijo que fue reforzada la seguridad, con respaldo de fuerzas federales, a raíz de la privación de la libertad del jefe de Policía, Ignacio Juárez Rojas, y del armero Alfonso Beltrán Jimenez, cuyos restos fueron encontrados el viernes pasado en una fosa clandestina.

Subrayó que las investigaciones del hecho registrado el pasado 5 de enero, en un restaurante de comida china ubicado en el centro de la Cruz de Elota, están a cargo de la Fiscalía General del Estado, por lo que se espera que el doble homicidio sea esclarecido en breve.

El primer edil comentó que ante la privación de la libertad y posterior homicidio del Director de Seguridad Pública y el encargado del banco de armas de la corporación, el municipio de Elota ha sido reforzado en su seguridad con grupos de la Policía Estatal Preventiva, del Ejército y la Marina.

Además señaló que se mantiene un patrullaje continuo en todo el municipio y se continua con la búsqueda de los presuntos responsables del asesinato de los dos elementos de la Policía Municipal.

La Fiscalía General del Estado confirmó que la tarde del viernes pasado, en una fosa clandestina descubierta en las cercanías del campo agrícola Eureka, en la sindicatura de Costa Rica, Culiacán, se localizaron los restos de dos personas del sexo masculino.

Por las evidencias encontradas en ese punto y las características físicas que coinciden con las del director Ignacio Juárez Rojas y del armero Alfonso Beltrán Jiménez, las autoridades judiciales iniciaron los trabajos de genética forense para validar sus identidades.

De acuerdo a la información dada a conocer, peritos en criminalistica recolectaron junto a la fosa clandestina seis cascajos percutidos de armas calibre nueve milímetros, los cuales son cotejados por balística en busca de datos de las armas usadas.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS