Realizan “Paseo de las Ánimas” en Yucatán

Personas vestidas con trajes típicos y caras pintadas recorren las calles, ofrecen rezos y desfilan con velas e incienso en diferentes puntos de la ciudad como parte de las costumbres y tradiciones dedicas a los fieles difuntos
Foto: Cuauhtémoc Moreno Cabrera
26/10/2017
20:58
Yazmín Rodríguez / Corresponsal
Mérida
-A +A

Desde hace varios años y promovido por el Ayuntamiento de Mérida, se realiza el “Paseo de las Ánimas” por diferentes puntos de la ciudad, y que forma parte de las costumbres y tradiciones dedicadas a los fieles difuntos.

Durante los recorridos y eventos, resalta la presencia de personas vestidas con el huipil o traje típico (en el caso de las mujeres) y el de la filipina o guayabera y pantalón blanco, en el caso de los varones, quienes con la cara pintada, simulando a un difunto, recorren las calles, ofrecen rezos y desfilan con velas e incienso.

En esta ocasión, el Festival o Paseo de las Ánimas iniciará en el Cementerio General de Mérida ubicado en el poniente de la ciudad y recorrerá gran parte de la ciudad hasta llegar al Parque de San Juan en el centro de la urbe. Hombres y mujeres vestidos con los trajes regionales caminan por las calles portando velas y flores y todos ellos con la cara pintada, simulando a un difunto que está de “visita” en el mundo terrenal, según las creencias.

Esas creencias mayas señalan que los fieles difuntos y sus espíritus suelen regresar al mundo terrenal para disfrutar de la gracia de los alimentos que los vivos les ofrecen como tributo a su eventual regreso.

Los eventos, que iniciaron el miércoles pasado con un rezo en el Cementerio General de Mérida, continuarán con una “rodada de difuntos” y la inauguración del Paseo de las Ánimas, este viernes.

7518818608-img-0414.jpg

Son aspectos que atraen a la población en general pero también al turismo nacional y extranjero que gusta de conocer y saber las costumbres indígenas mayas, reveló la directora de Desarrollo Social del Ayuntamiento de Mérida, Cecilia Patrón Laviada.

Durante el año 2016, estos eventos lograron reunir en una semana a 50 mil personas y este año en la emisión 2017, se espera congregar a poco más de 65 mil personas.

La creencia de los mayas es que los difuntos vuelven al mundo terrenal el 31 de octubre y hasta el 2 de noviembre de cada año para saborear o degustar platillos que sus familiares vivos les dejan en mesas con velas, frutas y el mismo retrato del difunto.

Esa misma costumbre –relatada a través de generaciones de los mayas- asegura que los espíritus o “animas” de los difuntos vienen y obtienen la “gracia” de los alimentos.

Parte de las creencias incluye la elaboración de el Mucbipollo, un guiso tradicional que consiste en masa y hoja de plátano, relleno de carne de pollo y puerco y aderezado con manteca y especies. Ese guiso es indispensable en el altar o mesa de muertos dedicada a los fieles difuntos adultos y le llaman.

7518818608-img-0370.jpg

El primer día se dedica a los niños difuntos y en lengua maya le conocen como “U Janal Palal”. El segundo día, el 1º de noviembre, está dedicado a los fieles difuntos adultos y le llaman en lengua maya “U Hanal Nucuch Uinicoob”; el tercer día es el dedicado a todos los difuntos, niños y adultos y se le conoce en lengua maya como el “U Hanal Pixanoob”.

Se acostumbra, principalmente en el interior del Estado, que los niños usen durante esos días una cinta de color rojo o negro en la muñeca derecha, a fin de que las ánimas no se los lleven.

También las costumbres piden amarrar a los animales de la casa, porque podrían ver a las ánimas e impedirles el paso hacia los altares, de acuerdo con la cosmovisión local.

La tradición incluye varios ritos pero el principal es poner una mesa que funciona como altar, donde se coloca comida típica de la temporada: atole nuevo, mucbipollos, jícamas, mandarinas, naranjas, dulce de papaya, coco y pepita, todo adornado con veladoras, flores, ramas de ruda y la fotografía de la persona fallecida.

En esta edición, el Paseo de las Ánimas tendrá su derrotero desde el Cementerio General de Mérida hasta el Arco y parque de San Juan.

7518818608-img-0443.jpg

Este año, se contará con una variedad de atractivos para el turismo local, nacional e internacional.

Entre las actividades, además de la exposición de altares de difuntos, típicos de Yucatán, se podrá disfrutar una muestra gastronómica regional, una ceremonia maya, cuentos y leyendas, el ceremonial desfile y vaquería de las ánimas. La procesión de las ánimas está conformada por jóvenes y niños caracterizados como difuntos.

Las mujeres que participan en el Paseo de las Ánimas suelen usar los huipiles o ternos que son los trajes típicos de Yucatán con bordados de hilo contado.

Los varones con la clásica vestimenta de guayabera o filipina blanca, pantalón del mismo color, sombrero de paja y alpargatas (nombre de los huaraches locales).

El miércoles pasado y como parte de las celebraciones y eventos del Paseo de las Ánimas, se realizó un rezo en honor a los fieles difuntos en el mismo cementerio general de Mérida.

Los asistentes hicieron ofrendas y presentaron velas y veladoras negras en señal de duelo y en espera –según la tradición- “del regreso de las ánimas y su espíritu”.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS