21 | ABR | 2019
Marcha periodistas
ARCHIVO EL UNIVERSAl

PGR y Fiscalía de Chiapas investigan homicidio de Mario Gómez

22/09/2018
13:32
Redacción
-A +A
Agentes especializados en la investigación de homicidios, con el apoyo de peritos y policías federales ministeriales así como policías de investigación, iniciaron de forma paralela carpetas de investigación

La PGR se encuentra en Yajalón, Chiapas, para colaborar en las investigaciones del homicidio del periodista Mario Gómez.

A través de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) y de la Fiscalía General del estado de Chiapas, agentes laboran con sus pares del Ministerio Público con la finalidad de llevar a cabo las investigaciones.

Las autoridades federales, especializadas en la investigación de homicidios, con el apoyo de peritos y policías federales ministeriales así como policías de investigación, iniciaron de forma paralela, carpetas de investigación, coadyuvan en las indagatorias iniciadas y trabajan de manera coordinada.

“Una vez que se desahoguen todas las diligencias de investigación que correspondan, se determinará si existió alguna relación entre el homicidio y su actividad periodística”, indicaron en un comunicado conjunto.

El fiscal General del Estado, Raciel López Salazar, se encuentra en Yajalón donde encabeza personalmente desde esta mañana las investigaciones del homicidio del periodista y corresponsal.

Cuatro grupos especiales y el fiscal de Homicidios, Alberto Sánchez Sánchez,  coordinan desde anoche las indagatorias y se espera que las próximas horas sean presentados los primeros resultados de la investigación.

López Salazar aseguró que en el asesinato del comunicador se llegará “hasta sus últimas consecuencias, caiga quien caiga” Por ahora, dijo, se tienen, ya varias líneas de investigación, principalmente la relacionada con la actividad periodística del extinto, enfocamos la indagatoria sobre hechos, actividades recientes que había realizado Mario”,
enfatizó.

El reportero interpuso ante la Fiscalía denuncias por amenazas de muerte en 2008, 2010, 2016 y la última en 2017, aunque en ese momento no había “vulnerabilidad   de riesgo en su persona”, señaló el fiscal.

Comentó que en las últimas fechas el periodista no tenía custodia policíaca y se investigará porque le fue retirada y, en caso de omisión, de algún servidor público, se castigará.

***Con información de Óscar Gutiérrez

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios