PF rescata a recién nacido secuestrado en carretera de Coahuila

"Se me perdió el bebé, me dijo mi mujer y le contesté búscalo debajo de la cama, a lo mejor se cayó": Estanislao, padre del menor; activan "código rojo" en carretera Parras-Saltillo, donde intervinieron fuerzas federales, estatales y municipales
Foto: Archivo. EL UNIVERSAL
04/10/2017
07:09
Hilda Fernández / Corresponsal
-A +A

El “código rojo” de emergencias policiales en la carretera Federal Parras-Saltillo permitió que agentes de la Policía Federal (PF), con apoyo de estatales y municipales, rescataran a una bebé de apenas un día de nacido, a quien la secuestradora lo traía de raid en un tráiler que venía de Chihuahua.
 
Posiblemente el infante quien se podría llamar Kevin y/o Jesús, y fue raptado por una “amiga” de su mamá, la cual venía con destino a Saltillo, pudo ser recuperado gracias a que sus padres, tíos y familiares, pidieron ayuda a través de mensajes en Facebook y redes sociales.
 
Pero fueron algunos  cibernautas los que ayudaron a difundir la alerta y uno al menos avisó por donde venía el tracto camión en el que viajaba la mujer.

“Yo andaba en la tienda comprando pañales cuando me habló mi esposa y me dijo: Se me perdió el bebé, ya vi y no está…, y yo le contesté: Búscalo debajo de la cama porque a lo mejor se cayó”, platicó Estanislao Zamora, padre del infante plagiado y de otros dos niños de 2 y 10 años.
 
El hombre regresó de inmediato a su hogar y buscó con su familia en la vivienda, el patio, corrales, matorrales, en las calles, con los vecinos, pero  no lo hallaron, consideraron que a lo mejor se lo había llevado un perro, por eso llamaron al “C-4” (Centro de Evaluación Control y Confianza), para pedir el auxilio de la policía.
 
La esposa argumenta que salió del cuarto para ir a comer a la cocina y pidió a su hijo mayor que "le cuidara tantito a su hermanito", pero él entró a la recámara y no lo vio.
 
Fue después que la angustiada madre recordó que su amiga Ana Luisa, -quien es de Parras pero desde hace tiempo vive en Saltillo, y hace mucho tiempo que no la veía-, la visitó y se acababa de ir.
 
Gracias Facebook
En el kilómetro 34, antes de la caseta de cuota donde ya les habían avisado que estaba el tráiler detenido donde habían rescatado a la bebé, el hombre estalló en llanto con la emoción desbordada, cayó arrodillado en medio de la carretera. “El señor Jesucristo ha hecho un milagro el día de hoy, me regresó a mi hijo”, clamó el padre.

Agradeció en repetidas ocasiones a los policías y a los cibernautaspor haber apoyado en el rescate. Declaró no confiar en rededs sociales y reconoció su utilidad en esta ocasión, “las he criticado porque he visto que muchos (cibernautas) solo escriben tonterías y ahora agradezco a Facebook y  a las redes sociales la ayuda solidaria de la gente que me apoyó, porque fue un verdadero  milagro el haber  recuperado a mi  hijo”, expresó.
 
Secuestradora viajó de "aventón" con trailero
Ana Luisa, la presunta plagiaria, quien además llevaba una niña de unos 4 años que no se sabe si es su hija, fue detenida junto con el chofer del tráiler que le dió "aventón". Este último también fue consignado y podría recuperar su libertad si demuestra su inocencia.

“Todo sucedió el martes por la tarde, en menos de dos horas, yo iba llegando a Parras, frente a Casa Madero, iba a llevar la patrulla al servicio con el mecánico, cuando escuché por la frecuencia del radio que buscaban al bebé. Lo reportaron como a las cuatro y media de la tarde”, relata Miguel, oficial de la PF  a EL UNIVERSAL.
 
En la carretera se instaló un punto de revisión en la caseta de Plan de Ayala a pocos kilómetros de Saltillo, donde se revisaron los vehículos, carros, camionetas, camiones de carga y de pasajeros.

Más de  medio centenar de elementos de la Policía Federal “Fuerza Coahuila” y de las Policías Municipales de Parras y General Cepeda, a bordo de unas 30 patrullas, se desplegaron por la carretera,

En la Agencia del Ministerio Público (MP), los policías fueron recibidos con aplausos, vivas y porras, en un hecho sin precedente. “Fue un momento inolvidable en este Pueblo Mágico de Parras”, asegura el oficial, Martín.
 
Niña a albergue
La menor fue revisada por un médico y se encuentra bien de salud, para la menor de unos cuatro años de edad el destino es incierto.

La autoridad avisó a la Procuraduría de las Niñas los Niños y la Familia (PRONNIF), que, eventualmente la resguardará en un albergue, mientras investiga la situación familiar en que vive. Posteriormente  determinará si hubo omisión de cuidados y si la madre o sus padres, que aún se ignora quienes son, no la cuidan como es su obligación, y la PRONNIF podría demandar la pérdida de la patria potestad para buscarle un hogar sustituto con familiares directos o darla en adopción.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS