Nuevo obispo de Torreón reprende a políticos

Durante la inauguración del teleférico, el prelado pide al gobernador y al alcalde dignificar el servicio público
Luis Martín Barraza, obispo de la diócesis de Torreón, fue invitado a bendecir el teleférico que unirá el Centro Histórico con el santuario del Cristo de las Noas. (FRANCISCO RODRÍGUEZ. EL UNIVERSAL)
08/12/2017
01:44
Francisco Rodríguez / Corresponsal
Torreón
-A +A

El obispo de la diócesis de esta ciudad, Luis Martín Barraza Beltrán, reprendió a los políticos en un evento de inauguración de obra del gobernador priísta Miguel Ángel Riquelme Solís, pues les pidió “no abusar de la buena fe de la gente”.

Barraza Beltrán tiene apenas ocho días como obispo y en su primer evento con la clase política de la entidad recordó el camino sinuoso de las pasadas elecciones. “Escuché que hubo elecciones no muy ejemplares, que algunos políticos de todos los colores se portaron mal”, dijo en el presidium donde estaba el mandatario y el alcalde de Torreón, Jorge Luis Morán.

El sacerdote fue invitado a bendecir las instalaciones del teleférico que unirá el Centro Histórico de Torreón con el santuario del Cristo de las Noas, donde se espera una derrama económica y turística por la obra.

Riquelme Solís le pidió bendecir la obra de 170 millones de pesos antes de que emitiera unas palabras, sin embargo, previo a ello, Barraza Beltrán tomó el micrófono:

“Hay que dignificar el servicio público, la política. En todos lados se oye, en todo el país, que hay dinero perdido, que no alcanzan las administraciones para la obra, pero resulta que a los partidos les ha sobrado dinero. Así cualquiera piensa mal. No se justifica dónde quedó tal dinero”, comentó en un estado donde existe una mega deuda de más de 36 mil millones de pesos.

Asimismo, refirió que así como lo invitaron a la inauguración del teleférico, también quisiera ir a acciones de atención a víctimas de la violencia y desaparición, así como oficinas anticorrupción. “Si me invitan a bendecir lo que quieran, bendigo todo lo que sea servicio a la sociedad, a la comunidad”, añadió Barraza.

El obispo calificó el teleférico de Torreón como una obra muy importante no sólo por el tema del turismo religioso, sino porque representa una “obra de fe”. “Esta tecnología es símbolo de eso que nos ayuda a acercarnos a Jesucristo”, consideró.

Cuando el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís tomó la palabra, dio la bienvenida al prelado en su nueva encomienda y le dijo que estaba invitado a todas las obras o a las que quisiera acudir.

Luis Martín Barraza fue elegido para encabezar la diócesis de Torreón como relevo de José Guadalupe Galván Galindo, obispo que siempre fue criticado por la ciudad al considerar que estaba del lado de la clase política y empresarial de la ciudad.

Luis Martín Barraza se desempeñaba como rector del Seminario de la Arquidiócesis de Chihuahua.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS