Niegan ejecución extrajudicial de tres jóvenes en Veracruz

Fotos muestran a mujer rendida y luego muerta; fiscal acusa montaje; los liga con Los Zetas
Niega ejecución extrajudicial de tres jóvenes en Veracruz; tenían probables vínculos con la delincuencia organizada
El fiscal Jorge Winckler destacó que los jóvenes tenían en su poder tres armas de fuego y las pruebas de rodizonato dieron positivo. Aseguró que una de las menores llevaba un tatuaje de identidad con la célula delictiva. (FOTOS: ESPECIALES)
16/03/2018
04:10
Edgar Ávila / Corresponsal
-A +A

[email protected]

Xalapa.— El fiscal general del estado de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz, vinculó con la delincuencia organizada a tres jóvenes —entre ellos dos mujeres— ultimados por policías estatales el pasado fin de semana y calificó de “irresponsables” a los medios de comunicación que difundieron videos y fotografías para presumir que se trató de una ejecución extrajudicial.

El pasado 10 de marzo, agentes de la SSP patrullaban el municipio de Río Blanco cuando detectaron una camioneta Honda, a cuyos ocupantes les pidieron que se detuvieran, pero emprendieron la huida. Calles adelante, los agresores dispararon contra los agentes, quienes repelieron los balazos. A la altura de un supermercado, el chofer circuló en sentido contrario y un hombre y dos mujeres descendieron; ahí murieron, mientras que otro escapó.

Después del enfrentamiento apareció un video de la trifulca y fotografías en las que se observaba que Nefertiti, de 16 años, una de las involucradas, aparecía sentada, con la cabeza agachada, rendida, y a unos metros de ella, un policía encapuchado, hablando por radio. En otra imagen apareció la joven boca abajo y en medio de un enorme charco de sangre.

La diferencia de posiciones circulan en redes sociales, y usuarios señalaron que la menor y su hermana Grecia, de 14 años, fueron presuntamente asesinadas por los policías y no en un enfrentamiento, como lo reveló en su momento el Grupo de Coordinación Veracruz.

Ayer, en conferencia de prensa, el fiscal dijo que la —primera— foto fue retocada, y acusó a los tres jóvenes de pertenecer a una célula delincuencial ligada a Los Zetas, encabezada por Roberto de los Santos de Jesús, El Bukanans o El Bukana, quien también tiene influencia en Puebla. Exigió a los medios de comunicación publicar la aclaración de la fiscalía.

El funcionario dio a conocer el “perfil” de José Eduardo “N”, Nefertiti y Grecia “N”, abatidos por los elementos policiacos; los señaló de no estudiar, no trabajar y haber abandonado su hogar desde hace casi un año.

“A todos los medios de comunicación que sin tener bases científicas le dieron una connotación morbosa y distorsionada a los hechos, exijo que hagan la aclaración respectiva con los datos, pruebas, hechos y dictámenes aquí presentados. Reitero, no se puede ser irresponsable con la información que difunden únicamente por ganar audiencia”, demandó.

Advirtió que la Policía de Investigación está abocada a identificar y a localizar el origen de la fotografía.

Winckler Ortiz detalló que las investigaciones señalan que los abatidos poseían tres armas de fuego con cargadores y cartuchos útiles, dos armas eran largas y una corta.

De acuerdo con el fiscal, en la escena de los hechos se recogieron 31 casquillos, 16 eran de las armas de los jóvenes, de ahí que las pruebas de rodizonato fueron positivas.

Winckler Ortiz justificó el abatimiento de los tres jóvenes al señalar que los policías estatales únicamente repelieron la agresión.

Winckler Ortiz dijo que tanto Nefertiti como Grecia habían abandonado sus estudios; así como el domicilio materno, “para asociarse en actividades ilícitas junto con José Eduardo.

“Otro símbolo de identidad de la célula delictiva es el tatuaje que presenta la menor Grecia “N” en su mano derecha, con forma de la mitad inferior de una calavera, que presumiblemente se complementa con la mitad superior de otro miembro de la misma célula delictiva (...) familiares, amistades y vecinos que detallan que las mismas no estudiaban, no trabajaban, eran agresivas y habían abandonado el hogar, y por lo menos una de ellas se autoflagelaba, haciendo alegoría a su próxima muerte y tenía tendencias suicidas; lo cual, concluye el análisis, generó las condiciones para que participaran ellas en estas actividades ilícitas”.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) no abrirá un expediente, porque la familia manifestó que no quería.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS