​Niega juez ampliar plazo en caso de cura acusado de pederasta en Coahuila

Un juez penal en Piedras Negras rechazó la solicitud de la Fiscalía General del Estado prolongar un mes para la presentación de pruebas contra el sacerdote Manuel Riojas Martínez
20/01/2018
21:31
Hilda Fernández / Corresponsal
Saltillo, Coah.
-A +A

El juicio contra el sacerdote católico y ex rector del Seminario Menor de Piedras Negras, Juan Manuel Riojas Martínez, conocido como el “Padre Meño”, por el delito de violación a un ex seminarista menor de edad,  continúa y no se retrasará.
 
Durante este fin de semana,   el juez penal del Distrito de “Río Grande” en Piedras Negras, rechazó la solicitud de la Fiscalía General del Estado (FGE) de ampliar un mes el plazo para la presentación de pruebas en contra del cura.
 
Riojas Martínez está recluido en el Centro Penitenciario de la ciudad fronteriza de Piedras Negras desde hace más de cinco meses, el jueves venció la fecha para terminar la indagatoria complementaria, de la primera de dos demandas en su contra.
 
La FGE a través el Ministerio Público (MP) requirió  un poco más de tiempo, para recabar datos adicionales tendientes a robustecer la teoría del caso de la Fiscalía, quien dispone de un plazo de   15 días máximo para formular la acusación.
 
Para el mes de marzo se tiene previsto que se efectuará la Audiencia Intermedia y, posteriormente, se efectuará el Juicio Oral, durante los cuales el Ministerio Público (MP) confía en demostrar a la autoridad jurisdiccional la culpabilidad del religioso.
 
Juan Manuel fue denunciado  el 24 de marzo de 2017, por Javier Calzada Tamez, quien sostiene que cuando era menor de edad el sacerdote abusó sexualmente de él en repetidas ocasiones.
 
Aunque logró evadir la justicia y estuvo prófugo durante casi cinco meses, “preparando su defensa legal”, según dijo entonces su abogado, finalmente el cura se entregó “voluntariamente” a las autoridades el 18 de agosto del año pasado y posteriormente fue vinculado a proceso.
 
Ignacio Martínez Pacheco, segunda víctima del sacerdote detenido aseguró a “EL UNIVERSAL” que quizá fue mejor que no se extendiera el proceso judicial porque los abogados de Calzada Tamez y el suyo, cuentan con elementos suficientes para demostrar la responsabilidad del religioso, quien deberá ser condenado a prisión por muchos años, (al menos de 14 a 20 años), aunque exigen 40 años.
 
Pide a quienes fueron víctimas de “Meño” o de otros sacerdotes en Coahuila u otras partes del país, que por favor se sumen y denuncien, pueden llamar al número 878119 33 65,  con la seguridad de que su identidad permanecerá en el anonimato.
 
“Muchos no demandan por miedo a que trascienda públicamente lo que pasó, pero las autoridades, la Fiscalía General del Estado, garantiza secrecía”, aseveró.
 
Explicó que a los afectados de los pederastas les brindarán ayuda profesional,  sicológica, siquiátrica y legal, a través de la Asociación de Prevención y Apoyo a Víctimas de Abuso Sexual (INsCIDE), la cual acaban de crear para demandar justicia y que se mande a la cárcel a los curas violadores, porque sus abusos no quedarán en la impunidad.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS