Muere en una patrulla tras exigir a gritos atención en unidad del IMSS

Sergio Román “N” fue detenido por policías en el Hospital General Zona 21 de Guanajuato por "escandalizar" en el área de urgencias. Fallece después por un infarto a bordo de una patrulla
Muere hombre después de exigir atención médica en Guanajuato
Foto: Archivo EL UNIVERSAL
18/02/2018
19:24
Xóchitl Álvarez / Corresponsal
León, Guanajuato
-A +A

Un hombre murió a bordo de una patrulla de la Policía Municipal de León a causa de un infarto, minutos después de que fuera detenido presuntamente por escandalizar y exigir a gritos que le proporcionara atención médica en el servicio de urgencias de la Unidad T-21 del IMSS.

La Subprocuraduría General de Justicia Región “A” informó que el fallecido fue identificado con el nombre de Sergio Román “N”, de 43 años de edad.

Antes de su muerte, Sergio habría sido sometido a la fuerza por guardias privados y camilleros del Seguro Social, que le colocaron esposas en las manos y vendas en los pies para inmovilizarlo, supuestamente porque había manifestado que llevaba consigo un arma blanca.

“De acuerdo al personal de la clínica, el hombre exigió atención médica advirtiendo que tenía un arma blanca en su poder”, señaló la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSP).

La SSP informó que pasadas ‪las 7 de la noche‬ de este sábado 17 de febrero, el Sistema Único de Emergencias 911 recibió un reporte en el que se pedía intervención de la Policía debido a que en el área de urgencias del Seguro Social había una persona agresiva.

Al llegar al hospital los oficiales de una patrulla encontraron al hombre esposado y con los pies amarrados con vendas. Los agentes pidieron que le retiraran las vendas y cambiaron las esposas para entregar las que traía, al personal de seguridad del lugar. Enseguida el detenido fue abordado a una patrulla para remitirlo a la delegación.

“Luego de unas cuadras de recorrido, los agentes se percataron de que Sergio Román no se movía, por lo que decidieron regresar a la clínica, donde en el estacionamiento fue revisado por un médico, quien pidió que lo ingresaran al área de urgencias pues tenía el pulso muy débil”, describió la SSP en un comunicado.

Médicos informaron que la persona había muerto.

El Ministerio Público se presentó en el IMSS, en donde testigos comentaron que antes del deceso, Sergio había sido controlado por guardias privados en el acceso al servicio de urgencias porque se había puesto agresivo para exigir que se le atendiera. El fiscal ordenó el traslado del cuerpo al Servicio Médico Forense, en donde se dictaminó que Sergio falleció a causa de un infarto.

Versión del IMSS

En un comunicado, el Instituto detalla que fue el sábado 17 a las 19:00 horas cuando Sergio Román grita en el Hospital General de la Zona No. 21 que lo quieren matar y porta un arma blanca, por lo que personal de seguridad del hospital lo someten para evitar riesgos a derechohabientes y servidores públicos.

De lo anterior se dio parte a las autoridades de seguridad pública del municipio y 20 minutos después arribaron al hospital dos agentes de la policía municipal en la unidad DS-754, quienes retiran a la persona, la introducen a la patrulla y se retiran del hospital.

Siendo las 19:45 horas, la misma unidad de policía llega por el área de ambulancias con la persona mencionada, quien en ese momento es revisada por el médico urgenciólogo sin detectarle signos vitales. A la persona se le aplican los protocolos de reanimación sin lograr resultados, por lo que se informa del fallecimiento y se da parte al ministerio público.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS