"Max" toca tierra en Guerrero y avanza al sureste

Juez decreta que arresto de chofer de Cabifay es legal; aplazan audiencia por cambio de abogados
Max causó ayer por la mañana cortes de energía eléctrica, caída de nueve árboles y dos derrumbes en distintas zonas de Acapulco, entre otras afectaciones (XINHUA)
15/09/2017
03:30
Acapulco
Arturo de Dios, Juan Cervantes e Ismael García Corresponsales. Con información de Carlos Arrieta
-A +A

[email protected]

Max se degradó a tormenta tropical tras tocar tierra la tarde de ayer como un huracán de categoría 1, en las costas de Guerrero. A su paso por el estado dejó anoche un saldo de unos 120 damnificados, más de 500 viviendas inundadas, caminos dañados y cortes en el servicio de energía eléctrica.

Como consecuencia de las fuertes lluvias, las labores escolares fueron suspendidas desde ayer y hasta el próximo lunes en las regiones de Acapulco-Coyuca, Costa Chica y La Montaña.

El puerto de Acapulco fue cerrado a la navegación, tras una orden emitida la noche del miércoles por la Capitanía de Puerto.

La tormenta tropical provocará lluvias intensas a torrenciales, vientos fuertes y oleaje elevado en Guerrero, Oaxaca y Michoacán. Se prevé que se disipe sobre el sur de México durante el viernes.

El Sistema Meteorológico Nacional (SMN) declaró zona de vigilancia para Guerrero, desde Punta Maldonado hasta Zihuatanejo.

El ciclón se presenta una semana después de que el huracán Katia, que se formó en el Atlántico, golpeara el estado de Veracruz, donde dejó dos víctimas mortales y daños en 210 de los 212 municipios existentes, principalmente unas 25 mil 387 viviendas con afectaciones y más de 101 mil 549 habitantes damnificados.

Max es el decimotercer ciclón tropical que se forma en esta temporada de huracanes en aguas del Pacífico mexicano.

Daños. La Secretaría de Protección Civil del estado informó que el huracán tocó tierra en el municipio de San Marcos, alrededor de las 16:00 horas, donde las lluvias y los fuertes vientos dañaron más de 200 casas.

En Acapulco, donde el huracán dejó sentir sus efectos desde las primeras horas del jueves, se reportaron decenas de árboles y anuncios espectaculares derribados.

Las lluvias en Guerrero comenzaron la noche del miércoles provocadas por la depresión tropical 16-E, que evolucionó en el huracán Max y ocasionaron el crecimiento de ríos y arroyos en Acapulco y en las costas.

De acuerdo con la Secretaría de Protección Civil, se desbordó el río que cruza la comunidad de El Zapote, en Acapulco. La creciente inundó 15 viviendas. En el lugar fueron rescatadas las familias que quedaron en medio de la anegación.

En comunidades como La Tuna, en el municipio de San Jerónimo, en la Costa Grande, se inundaron unas 100 viviendas por el desbordamiento del río; se reportaron anegaciones en Atoyac, en la Costa Grande. Mientras que en la Costa Chica, en el municipio de Ometepec, unas cinco comunidades resultaron afectadas.

Michoacán en alerta. Autoridades del estado de Michoacán se declararon en alerta permanente ante las intensas lluvias y el alto oleaje que pudiera meter Max a territorio estatal.

Asimismo, el gobierno de Oaxaca informó que se mantiene en alerta naranja ante la llegada del meteoro al litoral del Pacífico mexicano y ordenó la suspensión de clases en tres de las ocho regiones en que se divide la entidad.

Indicó que a través de la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPCO) se activaron los Consejos Municipales de Protección Civil en las regiones Sierra Sur, Costa y Mixteca, pues serán las zonas donde la precipitación pluvial se presente con mayor intensidad.

Asimismo, en conjunto con el Instituto Estatal de Educación Pública se acordó la suspensión de clases en municipios de esas tres regiones. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS