Lo único que queremos es justicia, dicen papás de Edward

Hussein Luna y Daniela Trujillo, aseguran que llegarán a las últimas consecuencias para conseguir la justicia que su hijo merece
ARCHIVO. EL UNIVERSAL
13/04/2018
02:32
Christian Jiménez/Corresponsal
-A +A

San Francisco Telixtlahuaca, Oaxaca.- Un último abrazo al cuerpo gélido de su hijo de tres años, es la memoria más reciente que guardan de su existencia. A seis meses de la partida de Edward, sus padres, Hussein Luna y Daniela Trujillo, aseguran que llegarán a las últimas consecuencias para conseguir la justicia que su hijo merece y evitar que otros casos como el suyo, sucedan; la liberación del médico no los desalienta.

No están dispuestos a ceder ante el músculo que ha mostrado el gremio de los médicos, tampoco a otorgarle el perdón al doctor Luis Alberto P. M. para la eliminación de los cargos que se le imputan, pues buscan sentar un precedente para que los doctores tomen en cuenta la importancia que tiene cada vida humana.

En la sala donde antes Edward jugaba a diario y donde aún queda uno de sus triciclos, sus padres aseveran que estos meses han sido un verdadero infierno. Daniela, con lágrimas en los ojos pide comprender que un hijo no se reemplaza con dinero.

“No buscamos ninguna indemnización...lo único que queremos es que se haga justicia... los doctores también se equivocan y... no queremos que se criminalice al sector médico, queremos que lo que pasó no quede impune", sostiene y menciona que tras la denuncia que se interpuso el mismo día en que su hijo murió, han recibido amenazas, insultos y señalamientos.

Una familia pequeña

Edward es el fruto de la relación que Daniela y Hussein, de 27 años, iniciaron cuando estudiaban la carrera, ambos son ingenieros y se conocieron a través de sus hermanos menores, quienes tienen una amistad añeja.

Hussein estudiaba en Puebla pero la situación económica de su familia lo obligó a cambiarse a una universidad en la capital del estado. Fueron novios durante toda la carrera, y al terminar, Daniela supo que esperaba a Edward. "Nos dio miedo al principio, pero mi hijo para mí fue primero... siempre lo cuidé y siempre estaba conmigo", recuerda ella.

Fue una noticia inesperada, pero bien recibida. Para mejorar sus finanzas, la pareja vendía cuernitos rellenos y mientras Hussein trabajaba en una constructora, Daniela se dedicó de lleno a su pequeño.

"Todo lo hacíamos por él, queríamos tener una casa y darle todo lo que él soñaba", dice Hussein. En Telixtlahuaca, la familia es conocida por estar siempre juntos y por iniciar la crianza de cerdos, para proveer su hogar.

El día en que todo cambió

Sobre aquel domingo en el que su vida llena de alegrías compartidas con su hijo, dio un giro total, recuerdan que fue un día familiar, nunca esperaron que tras un accidente, como el que, insisten, le puede pasar a cualquiera, perderían a su único hijo. La tragedia llegó el 27 de noviembre de 2017. Y de ahí otra lucha, entre lágrimas y exigencias, para demandar justicia. Y para enfrentarse al gremio de médicos, que defiende a Luis Alberto P. M.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS