Liberan tránsito a mil 500 centroamericanos para viacrucis migrante

INM cierra los puestos de control; inicia viacrucis para llegar a EU, donde pedirán refugio
En el contingente participan ciudadanos de Honduras, El Salvador, Nicaragua y Guatemala, que huyen de la pobreza y la violencia de sus países (FOTO: MARÍA DE JESÚS PETERS. EL UNIVERSAL)
26/03/2018
04:10
María de Jesús Peters - Corresponsal
-A +A

Tapachula.— El Instituto Nacional de Migración (INM) cerró los puestos de control migratorio en Chiapas para dar paso libre a cerca de mil 500 centroamericanos que huyen de la pobreza y la violencia de Honduras, El Salvador, Nicaragua y Guatemala, y que participan en el Viacrucis Migrantes en la Lucha, que inició ayer en la frontera sur de México.

La concentración busca llegar a la frontera con Estados Unidos, donde la mayoría pedirá que se les considere como refugiados.

migrantes3.jpg
FOTO: MARÍA DE JESÚS PETERS. EL UNIVERSAL
 

Este Domingo de Ramos, los migrantes ingresaron a México sin documentación e inició su peregrinar desde el paso del río Suchiate, donde gritaron consignas como: “¡Los migrantes no somos criminales, somos trabajadores internacionales!” y “¡Por qué nos matan, por qué nos asesinan, si somos la esperanza de América Latina!”.

De acuerdo con el coordinador del colectivo Pueblos Sin Fronteras, Rodrigo Abeja, en el contingente participan mil 500 migrantes, entre los que están más de 300 mujeres con hijos, 12 embarazadas, adultos mayores, personas con discapacidad y una veintena de integrantes de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual y Transexual (LGBT).

migrantes2_0.jpg
FOTO: MARÍA DE JESÚS PETERS. EL UNIVERSAL
 

El viacrucis tiene programado trasladarse a Ixtepec, Oaxaca, donde abordará el tren carguero La Bestia para seguir hacia el norte. En Puebla se reunirán con abogados para analizar sus posibilidades legales sobre la petición de refugio.
Sin embargo, la empresa Ferrocarriles del Istmo de Tehuantepec (FIT) anunció que suspendería sus operaciones a partir de ayer, hasta nuevo aviso, para evitar que los centroamericanos utilicen este transporte para viajar hasta la frontera norte.

migrantes1_0.jpg
FOTO: MARÍA DE JESÚS PETERS. EL UNIVERSAL

Buscan protección. Bajo el ardiente sol caminaba Katerin Gisel García cargando a su hijo de seis meses y tomando de la mano al de dos años. Ella es madre soltera y se dedicaba a la venta de bisutería en Honduras. Sin embargo, las pandillas le exigían pagar una cuota para no hacerle daño, y el 26 de diciembre tomó sólo la ropa de sus hijos y huyó de su país.
El pasado 5 de enero, Katerin cruzó a territorio mexicano sin papeles en una balsa y de ahí se trasladó a Tapachula, donde tramitó una solicitud de protección ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), la cual le fue negada y por ello se unió al viacrucis.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS