Irrumpen sujetos armados en hospital de BCS; causan tensión

Dos hombres amagan a personal de Terapia Intensiva al buscar a un sujeto; no hubo heridos
Elementos de la Policía Estatal y el Ejército acudieron al Hospital General Juan María de Salvatierra, luego del reporte; el gobierno del estado negó agresiones contra el personal (GLADYS RODRÍGUEZ. EL UNIVERSAL)
27/12/2017
02:19
Gladys Rodríguez Navarro/ corresponsal
La Paz
-A +A

Dos sujetos armados ingresaron al Hospital General Juan María de Salvatierra y amagaron al personal de Terapia Intensiva, cuando buscaban a un paciente.

La tarde de ayer, decenas de familiares de pacientes fueron desalojados de las salas de espera, especialmente de urgencias, debido a que se activó una alerta, luego de que estos sujetos ingresaran.

Los hechos ocurrieron pasadas las 17:00 —hora local—; al conocer el hecho, las corporaciones policiacas y militares acudieron para resguardar el sitio y calles aledañas.

Durante dos horas, los familiares no tuvieron mayores datos de sus pacientes, por lo que exigieron la presencia de alguna autoridad que les diera información. Luego de una inspección al hospital, el personal de seguridad se retiró.

Tres horas después de los hechos, el subdirector médico de la institución, Miguel Liera Bañuelos, confirmó el ingreso de los dos sujetos armados al lugar, quienes, explicó, amagaron al personal de Terapia Intensiva y luego se retiraron.
hopital-grupo_armado.jpg

“Se activó un alerta de que había algunas personas que habían ingresado al área de Terapia Intensiva, buscando a otro individuo, a un paciente. Tuvieron a bien entrar y replegar un poco al personal de salud que estaba en el área.

“No hubo agresiones físicas, pero sí un poco de estrés. En estas cuestiones de estar buscando a las personas, incluso de acercar demasiado  las armas al personal. Ya que no encontraron a la persona que estaban buscando, salieron aparentemente del hospital”, afirmó.

Por la noche, a través de un comunicado, el gobierno del estado minimizó el tema señalando que a pesar del hecho, el hospital prestó el servicio “con toda normalidad”.

Pese a las declaraciones del subdirector médico de la institución, la administración estatal indicó que “no se ha registrado agresión alguna a trabajadores de la unidad de salud ni pacientes o familiares”.

Ésta es la primera ocasión que ocurre una situación de esta naturaleza en Baja California Sur y se registra a una semana de que se recrudeciera la violencia en la entidad y luego de que aparecieran seis cuerpos colgados en tres puentes distintos en La Paz y Los Cabos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS