Historias. Así vivieron los habitantes de Loreto el sismo

Tras el sismo de 6.3 registrado en Loreto, BCS, dos maestras y una ama de casa cuentan cómo vivieron esos segundos
Habitantes de Loreto cuentan que el sismo de 6.3 fue rápido
FOTO: Gladys Navarro. EL UNIVERSAL
19/01/2018
17:59
Gladys Navarro
LA PAZ, BCS.
-A +A

Un sismo breve pero imponente, “duró menos de un minuto”, dicen residentes de Loreto municipio del norte de Baja California Sur.

“Se movieron las cosas muy feo, el techo de la palapa parecía que se iba a caer, empezó a tronar muy fuerte”, platica Lupita Manríquez, oriunda de Loreto la capital histórica de Las Californias.

Eran pasadas las nueve, Lupita estaba en el patio de su casa cuando comenzó a temblar. Volteó al techo y comenzó a observar que la construcción de la palapa donde se encontraba se movía. Durante esos segundos, el temor la hizo correr al marco de la puerta de su casa para resguardarse.

“Veía cómo se movían las cosas, la mesa se empezó a mover de lado a lado. Fue rápido pero muy fuerte”, platica la mujer quien calcula que el temblor duró menos de un minuto.

“Enseguida fui a ver a mi hija que estaba en su recámara y todo estaba bien. Nada más fue el susto.”

Lupita cuenta que ya ha vivido sismos fuertes, porque la entidad se ubica en una zona sísmica.

De acuerdo con el Servicio Sismológico Nacional en el sur del Golfo de California se producen 18 sismos por año de magnitudes que van desde los 2.9 a los 7 grados.

Cuenta que hace casi tres años le tocó vivir un sismo en La Paz “pero no estuvo tan fuerte, el de aquí sí me dio miedo”.

Esta mañana, al terminar el movimiento telúrico, Lupita platicó con sus vecinos quienes compartieron el susto. También vieron cómo en minutos llegó personal de Protección Civil y militares, quienes ayudaron a desalojar un jardín de niños para empezar las inspecciones correspondientes.

Rocío García también vivió esos segundos con temor. Ella se encontraba en la secundaria “Benito Juárez”, donde trabaja, cuando sintió que la silla de su oficina se movía hacia los lados. Junto a sus compañeros y decenas de adolescentes esperaron en la explanada indicaciones.

Las clases se suspendieron al menos por una hora, mientras revisaban las condiciones del plantel, “afortunadamente no pasó del susto”, dice.

Gaby Ríos es profesora universitaria y cuenta que se encontraba en una conferencia cuando escuchó un ruido en el techo y comenzó a sentir el temblor.

“Estábamos sentados y casi todos nos quedamos ahí. Unos cuantos salieron. Fue rapidísimo, ni un minuto duró”, platica.

Gaby es oriunda de Navojoa, Sonora, y aunque lleva seis años viviendo en Loreto nunca había vivido un sismo de esta intensidad, ni en su tierra ni aquí.

Cuenta que en cuanto terminó el movimiento llamó a la guardería a la que asiste su hijo para preguntar por él y le informaron que tenía que recogerlo porque iba a empezar la evacuación. Su familia en Sonora le contó que también pudieron sentir también el temblor.

Afirma que no le dio tiempo de sentir miedo porque fue fugaz.

Hasta este mediodía, autoridades de Protección Civil estatal informaron que sólo han encontrado fisuras en dos planteles de la zona.

msl  

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS