Grutas de Tolantongo impide entrada de autoridades ante accidentes

Autoridades municipales señalan que el lugar, que es manejado por ejidatarios, ha sido escenario de algunos conflictos y accidentes, pero que, ante estos eventos, no se les permite el ingreso; aseguran que el lugar cumple con la normatividad de seguridad
Grutas de Tolantongo impide la entrada de autoridades ante accidentes
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
25/04/2018
15:39
Dinorath Mota López / Corresponsal
-A +A

Pachuca.- El municipio de Cardonal, localizado en el valle del Mezquital, donde se encuentra el balneario de las Grutas de Tolantongo, es una de las zonas en las que sus pobladores se rigen por usos y costumbres, lo cual ocasiona que, ante algún accidente, como el que ocurrió el fin de semana, difícilmente permita la entrada de las autoridades locales

El accidente del domingo, en cual un turista de la Ciudad de México murió cuando una de las cuerdas de la tirolesa en la que se había arrojado se rompió, es uno de varios incidentes que han sido reportados en ese centro recreativo manejado por ejidatarios.

Las Grutas de Tolantongo es un balneario de pozas de agua termal y un río, los cuales están localizados entre acantilados. El lugar ha sido escenario de algunos conflictos y accidentes, pero, de acuerdo con algunas autoridades del municipio, ante este tipo de eventos no se les permite el ingreso.

"Al balneario no nos dejan entrar. Lo que pasa es que aquí, normalmente, dominan las comunidades y hay lugares donde uno no puede entrar; son las comunidades las que rigen y hay ciertos reglamentos hasta donde uno puede o no entrar".

El funcionario, quien pidió omitir su nombre, consideró que lo ocurrido en la tirolesa fue un accidente, ya que, en la revisión de las condiciones de seguridad en la que trabajan estos lugares, el balneario cumple con la normatividad.

Incluso aseveró que cuenta con un centro de salud interno, ambulancia, paramédicos y personal de guardia que están equipados con radios. Indicó que los accidentes, como tal, son eso, y que en ocasiones son provocados por los turistas, quienes no siguen las indicaciones preventivas de peligro.

Señaló que también se han tenido algunos eventos como riñas o retenciones, pero esto se debe a que algunos visitantes incurren en algún delito, como robar o pretender aprovecharse de los pobladores “sin saber que las comunidades ante un evento así son muy unidos”.

Por su parte, el subsecretario de Protección Civil, Miguel García Conde, enfatizó que, ante este incidente, se reunirá con el secretario de Turismo, Eduardo Baños, a fin de que se ponga en marcha un plan de acción para que los ayuntamientos, y sobre todo los administradores de estos centros recreativos, estén informados de las obligaciones legales y responsabilidades que deben asumir.

Indicó que, en primer lugar, corresponde a los encargados de los parques y centros recreativos la responsabilidad, y en segundo término a los ayuntamientos, que deben de hacer una revisión de que estos sitios cumplan con la seguridad.

Las licencias y permisos los emiten las presidencias municipales, por lo cual debe de contar con una bitácora de revisión, una memoria técnico descriptiva, así como rutina de seguridad. "En este caso hay la pérdida de una vida humana y, antes que una responsabilidad administrativa, hay una responsabilidad  penal".

"Pero, sobre el funcionamiento, el municipio debe de hacer una revisión de medidas de seguridad para renovar las licencias", indicó.

etp

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS