Filtración frustró operativo en penal de la Toma: gobernador

Funcionarios de La Toma serán castigados, advierte gobernador; despiden a policías caídos
Autoridades y agentes policiacos de Orizaba despidieron a los elementos caídos en un operativo en el penal La Toma y que terminó en motín. Uno de ellos es Cirilo, quien estaba asignado a la seguridad del DIF. Foto: ESPECIAL
03/04/2018
02:40
Edgar Ávila / Corresponsal
-A +A

Xalapa.— Cirilo, un hombre de 41 años, estaba encargado de la seguridad de las oficinas del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de Orizaba, cuando fue notificado que acudiría a un operativo especial en el penal de mediana seguridad La Toma.

Hace nueve años había ingresado a la Policía Municipal de Orizaba, considerada una de las mejores corporaciones de Veracruz, y ahora se aprestaba a acudir a la penitenciaría ubicada a 30 minutos de esa demarcación.

El sábado llamó a su esposa y le informó que acudiría al operativo especial, pero tomar el celular lo retrasó y el convoy lo dejó en la comandancia. Comprometido con su trabajo y en su labor de servir, llamó a su jefe y pidió que regresaran por él. 

La acción del gobierno del estado para sacar a cuatro reos de alta peligrosidad de la penitenciaria desató el infierno y un motín que dejó ocho muertos, entre ellos a Cirilo, que deja a su esposa y tres hijos.

A Cirilo, junto a su compañero  de la corporación municipal Elías  Yopihua  Yopihua, tres policías del estado y uno de la Policía Auxiliar, les rindieron tributo por haber caído en cumplimiento del deber legal y por un operativo fallido del gobierno de Veracruz.

La esposa y los tres hijos de Cirilo, envueltos en un mar de lágrimas, participaron en el  homenaje  de cuerpo presente que los tres niveles de gobierno rindieron a los uniformados que fallecieron asfixiados en el interior de la penitenciaria.

“Su recuerdo nos enaltece de orgullo de ser orizabeños, y su ejemplo de valor y lealtad, donde nos demostraron que debe preservarse por siempre”, dijo el alcalde de Orizaba, Igor  Rojí, quien prestó a sus elementos para el operativo fallido.

Tras el minuto de aplausos, el secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié, expresó que perder a un compañero siempre es motivo de profunda tristeza.

“Cuando alguien está dispuesto a ofrendar su propia vida por defender la vida y los intereses patrimoniales de otras personas, no puede haber un sacrificio más grande en la vida, y esto que estamos atestiguando es el amor de los compañeros por la sociedad y a esos señores debemos reconocerlos de manera profunda”, afirmó.

El alcalde y su esposa entregaron la Bandera Mexicana a los familiares de los policías caídos en su labor, y los féretros fueron trasladados a sus hogares, donde hoy serán sepultados en el panteón municipal. 

Señalan a funcionarios menores.  El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, atribuyó a “filtraciones” de funcionarios el fracaso del operativo para sacar del penal La Toma a cuatro reos de alta peligrosidad y que derivó en un motín con un saldo de ocho muertos y 22 heridos.

Por ello, el mandatario estatal anunció que habrá sanciones contra los servidores públicos “menores” del Cereso La Toma. No obstante, negó que exista un autogobierno al interior de este penal, pues argumentó que se trató de una falta de lealtad por parte de un funcionario “menor”.

El gobernador panista indicó que falleció un interno reportado como grave, con lo que el saldo ascendió a ocho víctimas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS