Exigen justicia familiares de morenistas emboscados

La camioneta de Emigdio López recibió 60 disparos de cuerno de chivo; a candidato y su equipo les prohibieron realizar mitin en San Vicente Coatlán
Los cuerpos de los cinco integrantes de Morena asesinados el lunes fueron entregados ayer al mediodía a sus familiares y trasladados a sus lugares de origen (MARIO ARTURO MARTÍNEZ. EL UNIVERSAL)
27/06/2018
03:20
Juan Carlos Zavala
-A +A

[email protected]

Villa de Zaachila.— “¡Justicia, que paguen los culpables!, ¡el sistema en el que vivimos no es justo, por eso queremos que se acabe!, y mi hermano luchaba por eso”, gritaba Socorro Vásquez Villegas, hermana de una de las cinco víctimas del ataque armado ocurrido la tarde del lunes.

En la emboscada perdieron la vida el candidato a diputado local Emigdio López Avendaño y cuatro coordinadores distritales de Morena.

Los cuerpos fueron entregados ayer al mediodía a los familiares y en la agencia Vicente Guerrero, de Zaachila, se llevó a cabo un pequeño velorio para trasladarlos más tarde a sus lugares de origen.

Emigdio, ingeniero agrónomo de profesión, ex servidor público y asesor político en diversas comunidades en el estado, fue llevado a su natal Santa Cruz Zenzontepec, comunidad de la Sierra Sur.

El pasado lunes, el candidato a legislador local por el Distrito 21, con cabecera en Ejutla, de la coalición Juntos Haremos Historia, tenía en su agenda un acto político en San Vicente Coatlán, a las 16:00 horas.

Al llegar al lugar, las autoridades municipales le prohibieron realizar la actividad programada, relata Salomón Jara, candidato al Senado de la República por Morena.

Emigdio López y sus acompañantes —añade— se limitaron a realizar un recorrido por las calles de San Vicente Coatlán. Al término de la actividad emprendieron el regreso a bordo de dos camionetas, en una el candidato con cuatro personas más, y en la otra dos.

Aproximadamente a las 18:30 horas, en el paraje conocido como El Puente, en la localidad de Yogana, población que se encuentra a 12 kilómetros de San Vicente, un comando los emboscó y rafagueó.

La camioneta en la que viajaba Emigdio López recibió más de 60 balazos. Los casquillos encontrados revelan que se usaron armas identificadas como cuerno de chivo.

En el ataque murieron el aspirante y cuatro coordinadores distritales de Morena. Los ocupantes de la otra unidad lograron escapar de la agresión armada, pero fueron heridos de bala y son reportados como estables.

Con el asesinato de Emigdio López Avendaño —quien fuera subsecretario en la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Forestal, Pesca y Acuacultura (Sedafpa) en el sexenio de Gabino Cué Monteagudo— suman 48 precandidatos y candidatos asesinados en el actual proceso electoral que inició el 7 de septiembre de 2017, cinco de ellos de Oaxaca.

Ayer, la presidenta estatal de Morena, Nancy Ortiz, responsabilizó al presidente Enrique Peña Nieto y al gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, de la masacre. Son responsables por no garantizar la paz y tranquilidad social durante estos comicios”, dijo.

Añejo conflicto. San Vicente Coatlán mantiene un conflicto agrario por la disputa de 19 mil 600 hectáreas con el municipio de Sola de Vega, que en la última década ha generado al menos 14 muertos.

Apenas el pasado 30 de marzo de 2018, 50 familias fueron desplazadas violentamente de sus hogares y tierras en San José Obrero Paso Ancho, comunidad de Villa Sola de Vega, municipio que se encuentra en la Sierra Sur de Oaxaca, por pobladores de San Vicente Coatlán.

Un mes antes, el 28 de febrero, perpetraron un ataque armado en la agencia municipal Rancho Viejo, también de Villa Sola de Vega, donde un niño de 10 años murió tras ser alcanzado por una bala.

Pero detrás de este conflicto agrario, como reconocen los agentes de Seguridad Pública apostados en Paso Ancho y las autoridades municipales de Sola de Vega, también se encuentra la pelea por tierras para cultivos ilícitos como la marihuana.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS