Exigen en Morelos no dejar impune crimen de ómbudsman de BCS

El Comisionado de Derechos Humanos de Morelos, Jorge Arturo Olivares, destacó que en los próximos días convocará a una asamblea general y plantearán algunas medidas "drásticas" por ese crimen
21/11/2017
17:23
Justino Miranda / Corresponsal
Cuernavaca, Morelos
-A +A

El Comisionado de Derechos Humanos de Morelos (CDHM), Jorge Arturo Olivares Brito, fustigó el crimen de su homólogo en Baja California Sur, Silvestre de la Toba Camacho y el de su hijo Fernando de la Coba Lucero, y exigió a las autoridades que no “quede impune como la gran mayoría de crímenes en contra de defensores de derechos humanos”.

Olivares Brito afirmó que en los próximos días la Federación Mexicana de Organismos Públicos de Derechos Humanos, convocará a su asamblea general y plantearán algunas medidas “drásticas” por el crimen perpetrado en contra de su compañero de Baja California Sur.

El ombudsman morelense dijo que la difícil e interminable tarea de las defensores del pueblo, a través de la figura de las procuradurías y comisiones de derechos humanos, provoca que sus actores se conviertan en un blanco de la violencia. Así, subrayó, la encomienda de proteger y  defender los derechos fundamentales se ha convertido en una actividad de alto riesgo en México.

“Las y los defensores de derechos humanos son, de manera cada vez más recurrente, objeto de hostigamiento, persecución y asesinato. Hoy en día ser defensor de estos derechos es una actividad peligrosa en nuestro país”, expuso.

Por eso el comisionado de derechos humanos en Morelos solicitó a las autoridades la aplicación de protocolos de protección a defensores de derechos humanos, que permitan garantizar la seguridad e integridad personal de quienes integran la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Baja California Sur, afín de permitir la operatividad del organismo defensor de los derechos fundamentales.

También demandó el replanteamiento de las estrategias de seguridad a nivel nacional, y en particular para la entidad de BCS, con el objetivo de reforzar las medidas, protocolos y/o políticas públicas de protección y defensa de las personas defensoras de los derechos humanos.

Olivares Brito que recientemente convivió con Silvestre de la Toba en una asamblea general realizada en Playa del Carmen y en un receso le dijo que en la defensoría de los derechos humanos o se pierde la vida o el prestigio, y por lo hechos le arrebataron la vida pero jamás el prestigio, afirmó.

El comisionado en Morelos se dijo alarmado por el clima de inseguridad que priva en el país pero hizo votos porque el activismo a favor de los derechos humanos no requiera de escoltas o protección especial, “aunque tenemos acechanzas de los grupos de presión, que se mueven en el entorno social”, dijo Olivares Brito.

cfe

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS