Exigen constructoras finiquito en Acapulco

Adeudo de 50 mdp tiene en crisis financiera a 51 compañías; empresarios acusan que el crimen les pide derecho de piso
Desde las nueve de la mañana, 70 empresarios de la CIMC comenzaron una protesta en las escalinatas del ayuntamiento acapulqueño y una hora después fueron recibidos por el alcalde Evodio Velázquez Aguirre (SALVADOR CISNEROS. EL UNIVERSAL)
29/08/2017
02:41
Arturo de Dios Palma
Chilpancingo.
-A +A

[email protected]

Constructoras agremiadas a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CIMC) protestaron en el ayuntamiento de Acapulco para exigir el pago de 50 millones de pesos que les adeudan por 164 obras contratadas desde 2011.

El presidente de la CIMC, Sergio Reyes Carbajal, explicó que este adeudo tiene a 51 compañías en crisis financiera, porque en muchos de los casos se endeudaron para poder concluir la infraestructura.

Desde las nueve de la mañana, 70 empresarios de la CIMC comenzaron una protesta en las escalinatas del ayuntamiento acapulqueño y una hora después fueron recibidos por el alcalde Evodio Velázquez Aguirre.

Reyes Carbajal indicó que las obras corresponden a los gobiernos del priísta Manuel Añorve Baños y el integrante del partido Movimiento Ciudadano, Luis Walton Aburto, y agregó que el costo de cada una de las obras no superó el millón de pesos, porque fueron trabajos de pavimentaciones, construcción de aulas y techados.

Reyes Carbajal precisó que la deuda inicial fue de 95 millones de pesos, pero hasta el momento únicamente les han pagado 40 millones, de los cuales 28 millones fueron en el gobierno de Walton Aburto y 12 millones en el de Velázquez Aguirre.

El empresario dijo que antes de que concluyera el gobierno del priísta le solicitaron el pago de la deuda; sin embargo, Añorve Baños dejó el cargo en 2011 para convertirse en candidato a gobernador por el PRI, pero perdió contra su primo, Ángel Aguirre Rivero. En sustitución de Añorve Baños, la alcaldía la ocupó Verónica Escobar y fue ella la que les aseguró a los empresarios que el ayuntamiento contaba con el dinero, no obstante, no se los entregó, afirmó el dirigente.

Reyes Carbajal declaró que las 164 obras que les contrató el gobierno de Acapulco fueron concluidas y entregadas, pero aclaró que desconoce si fueron comprobadas en las cuentas públicas.

“Los dueños de las 51 empresas en la mayoría de los casos se tuvieron que endeudar, pedir prestamos ante el banco o vender parte de su patrimonio para poder concluir con las obras. Muchos de los empresarios siguen afectados por estos adeudos, no se ha repuesto, unas empresas siguen tronadas”, lamentó el empresario.

En la reunión, el alcalde Evodio Velázquez se comprometió a pagarles 5 millones de pesos, pero los empresarios le recriminaron que desde febrero se había comprometido a pagarles este año 10 millones de pesos.

En Guerrero, los empresarios constructores han denunciado que tanto el crimen organizado como funcionarios del gobierno les piden cuota para poder tener obras pública. En ambos casos tienen que pagar 10% del presupuesto asignado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS