Estiman pérdidas por 35 millones de pesos tras saqueos de tiendas en Arcelia, Guerrero

La mañana del domingo, un grupo de personas saqueó dos tiendas de autoservicio ubicadas en el centro de Arcelia, donde "habían unas 800 personas entre niños, adultos y ancianos que estaban sacando los productos"
(Foto: Archivo/ELUNIVERSAL)
30/04/2018
14:26
Arturo de Dios Palma
-A +A

Chilpancingo.- En el saqueo de dos tiendas de autoservicio en el municipio de Arcelia, en la Tierra Caliente, se perdieron 35 millones de pesos en mercancías, aparatos y muebles, de acuerdo a las autoridades.

La mañana del domingo, una turba saqueó dos tiendas de autoservicio ubicadas en el centro de Arcelia. De acuerdo al reporte policiaco, alrededor de las 7 de la mañana un grupo de personas abrió las puertas de la tiendas llamadas El Surtidor.

A las 11 de la mañana, cuando llegó la policías aún continuaba el saqueo y según el reporte de las autoridades las tiendas fueron vaciadas en su totalidad.

En las tiendas "habían unas 800 personas entre niños, adultos y ancianos que estaban sacando los productos".
 

En el mismo reporte se indica que los agentes de la Policía Estatal se comunicaron con el dueño de la tienda, pero la llamada fue respondida por la hermana, quien dijo que los dos negocios fueron abiertos desde las 4 de la mañana.

La hermana del propietario afirmó que no presentaran denuncia por el saqueo, porque "a su hermano ya lo secuestraron varias ocasiones".

El vocero del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Álvarez Heredia, informó que de acuerdo a las primeras investigaciones, la Fiscalía General del Estado (FGE) evaluó las pérdidas en 35 millones de pesos, 20 millones en una tienda y 15 en la otra.

De acuerdo al representante legal de la tienda, según la información que recabó la FGE, “se llevaron licores de diversos tipos y marcas, artículos  de farmacia, artículos de panadería y toda la mercancía de abarrotes cajas de jabón, cajas de aceite, cajas de papel de baño, cajas de servilletas, cajas de chiles en vinagres”

El vocero de seguridad dijo que los saqueos fueron azuzados por un grupo delictivo.

Álvarez Heredia acusó al ayuntamiento de Arcelia de ser “totalmente negligente ya que nunca actuó ni siquiera para reportar los hechos que estaban en curso”.

En marzo, la planta de Coca-cola instalada en Ciudad Altamirano, también en la Tierra Caliente, fue cerrada después de varios ataques del crimen organizado por resistirse a pagar la extorsiones.

Ahí mismo en Arcelia también Coca-cola cerró su planta por el mismo motivo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS