En huelga de hambre, reos de Puente Grande

Denuncian malos tratos de autoridades y piden condiciones de vida dignas
Algunos presos y sus familiares aseguran que las autoridades no han cumplido con los compromisos asumidos, tras la última huelga de hambre de hace un año. (ESPECIAL)
17/02/2018
04:17
Raúl Torres / Corresponsal
Guadalajara.
-A +A

[email protected]

Desde el pasado 12 de febrero, varios presos del penal federal de Puente Grande permanecen en huelga de hambre para protestar contra malos tratos por parte de las autoridades penitenciarias.

En una comunicado, presos y sus familiares aseguran que hasta ahora las autoridades no han cumplido con los compromisos contraídos tras la última huelga de hambre general que se realizó hace un año.

“Poco a poco, de manera bien elaborada y de forma subrepticia, van colocando el mal funcionamiento y el otorgamiento de servicios de reclusorio, por la senda del sistema violatorio de nuestros más elementales derechos”, señalaron.

Los reos aseguran que temen represalias por la huelga, sin embargo, se empeñan en exigir les sean otorgadas condiciones de vida dignas.

Sanciones, cambios de sección o dormitorio, cancelación temporal de estímulos (libros y ampliación de visitas), así como el traslado a otro centro penitenciario para alejarlos de sus familiares, dicen, podrían ser las consecuencias.

Los recluidos denuncian hostigamiento, malos tratos y violaciones a los derechos humanos contra quienes los visitan, incluidos menores de edad; además, señalan que personas de otras ciudades o estados no puedan ingresar a pesar a visitarlos.

Respecto a la alimentación, señalaron que cada día es peor, pues la calidad y la cantidad son deficientes y no se procura una dieta balanceada.

Los reos también indicaron que los precios en la tienda del interior del penal han incrementado de forma desproporcionada y que se han retirado diversos productos de consumo indispensable.

Pidieron también que se les entregue oportunamente la documentación que tiene que ver con su proceso penal, para que al estar bien informados sobre sus casos puedan tomar decisiones acertadas.

Finalmente, denunciaron deficiencias y retraso en la entrega de ropa y calzado; así como la falta de actividades recreativas, culturales y artísticas, además de un notorio intento por desincentivar la lectura.

“Sabedores de que nos asiste la razón, hacemos patente el llamado a los medios de comunicación y a la opinión pública, así como a la CNDH y a los organismos y Organizaciones de Derechos Humanos, para que estén atentos al desarrollo de nuestra justa lucha, y a la par, también se solidaricen con ella, apoyándola y dándola a conocer”, concluye el comunicado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS