Se encuentra usted aquí

En crisis, Congreso de Veracruz

Las bancadas del Partido Revolucionario (PRI), Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y Juntos por Veracruz, decidieron ausentarse de manera definitiva
Foto: Miguel Carmona
28/09/2017
14:19
Edgar Ávila / Corresponsal
Veracruz
-A +A

El Congreso de Veracruz enfrentó hoy su peor crisis en años y la amenaza de parálisis legislativa, luego que la oposición acusó al PAN de dar un “Golpe de Estado” al apropiarse ilegalmente de la presidencia de la Junta de Coordinación Política y pretender arrebatarles diversas comisiones.

Las bancadas del Partido Revolucionario (PRI), Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y Juntos por Veracruz, decidieron ausentarse de manera definitiva y con ello romper cualquier mayoría calificada.

Durante sesión extraordinaria, de los 50 legisladores sólo asistieron 27 (21 pertenecen al PAN y cuatro de su aliado el PRD), el diputado del PVEM, Manuel Francisco Martínez y el del grupo mixto Juntos por Veracruz, Vicente Benítez), en protesta por lo que calificaron como un acto ilegal del PAN y del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares.

Y es que ningún partido alcanza la mayoría en el Congreso del Estado, por lo que desde su instalación se acordó que un año el PAN tendría la residencia de la Junta de Coordinación Política y el siguiente Morena; sin embargo, Acción Nacional se negó a entregarla.

Debido a que dos diputados del PRI decidieron sumarse a la bancada de Acción Nacional, sus dirigentes argumentaron que ello les daba el derecho de mantener la Junta de Coordinación Política y quitarle a Morena, PRI y a Juntos por Veracruz las Comisiones de Hacienda del Estado, la Instructora y otras más.

Ante ello, las bancadas del PRI, Morena y Juntos por Veracruz (integrado por diputados que se declararon independientes al llegar al Congreso), calificaron como ilegal la sesión y se negaron a permanecer mientras se discutiría la integración de las comisiones, aprobación de créditos para Ayuntamientos, la iniciativa sobre la defensa propia y algunas otras como la reforma al Código Penal sobre la interrupción legal del embarazo y el regreso del Impuesto al hospedaje.

El coordinador de la bancada de Morena, Amado Cruz Malpica, acusó que sus homólogos del PAN de haber “atropellado de manera descarada la legalidad y han hecho un muladar los trabajos legislativos”.

Dijo que lo aprobado durante la sesión extraordinaria será ilegal y podrá ser impugnado que se sienta afectado, pues explicó que fue convocada por una diputación permanente que no tenía quórum.

“Los temas que hoy se traten carecen de la pulcritud legislativa para ser tratados con la altura de miras que Veracruz merece, a eso obedece que el grupo legislativo de Morena no asista a las sesiones, porque fueron ilegalmente convocadas”.

Por su parte, el coordinador de la fracción del PRI, Juan Nicolás Callejas Arroyo, acusó a los panistas y perredistas de violentar el orden jurídico porque avalaron que se incluyeran asuntos en esta sesión sin los documentos que le dieran sustento, “como si fueran pitonizos” y advirtió que no reconocen la presidencia de la Junta Coordinación Política que retiene Sergio Hernández Hernández.

“No reconocemos de ninguna forma al coordinador del PAN como presidente de la Jucopo, ni como interlocutor válido para las negociaciones al interior de ese órgano y anunciamos que presentaremos los instrumentos legales para mostrar nuestra inconformidad sobre la retención y solicitar que se respete la ley”.

Acusó a ambas bancadas de tener intenciones “perversas de torcer la ley” para manejar la integración de comisiones, no solo para recuperar algunas sino agenciándose otras.

“Estamos frente a un régimen totalitario que incluye compra de conciencias, interpretaciones amañanadas; el PAN y PRD no han terminado de entender que la voluntad popular no les otorgó la artificiosa mayoría que quieren hacer valer. La alternancia solo les va en los discursos, pero en el actuar demuestran su vocación autoritaria al querer aplastar a quienes no piensen como ellos.  No seremos comparsa con un disfraz democrático, pero con acciones facistas”.

Por su parte, el diputado Sergio Rodríguez Cortés del grupo mixto Juntos por Veracruz, indicó que las acciones de la Diputación Permanente son inconstitucionales y representa una incongruencia política.

“Su lucha por el poder los ha llevado a violentar la ley de manera abierta, el pueblo debe conocer al tipo de gobernante que tiene”.

Y se sumó a sus pares al señalar que se trata de una sesión ilegal y que todo lo que de esta emana será igual de ilegal porque fue convocada por un grupo que nunca se constituyó como diputación permanente por no tener los fundamentos legales.

cfe

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS