Se encuentra usted aquí

En 10 años, 2017 el más violento

En 2007 se registró un total de 358 homicidios dolosos, mientras que en 2017, en este mismo lapso, se registraron 800 asesinatos, lo que representa unas 100 ejecuciones por mes
Foto: Archivo/ Cuartoscuro
08/10/2017
01:17
Carlos Arrieta
Michoacán.
-A +A

El periodo de enero a agosto de 2017 ha sido el más violentos de la última década en Michoacán en cuanto a homicidios dolosos se refiere, revelan cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

En los últimos 10 años, el 2007 registró menos ejecuciones, pues acumuló un total de 358 homicidios dolosos, mientras que en 2017, en este mismo lapso, se registraron 800 asesinatos, lo que representa unas 100 ejecuciones por mes, 3.3 diarias o una cada 7.2 horas. Estas cifras indican que en una década, los homicidios dolosos aumentaron 223.5%.

En 2016 sólo hubo un asesinato menos que en este 2017 (799), lo que lo coloca en el segundo año más violento de la última década, además de que fue el año que registra el mes con más asesinatos dolosos, pues en julio del año pasado hubo 150.

Van 104 ejecuciones. Además, la Procuraduría de Michoacán confirmó que del total de homicidios dolosos, 105 corresponden a mujeres, de los cuales 20 fueron tipificados como feminicidios.

 Esta cifra de 105 ejecuciones representa un aproximado de 13 mujeres asesinadas por mes, una cada 2.6 días o una cada 52 horas.

El municipio que más asesinatos de mujeres registra es Morelia con 13, seguido de Uruapan (12), Zamora (10), Zitácuaro (6), Tarímbaro (6), Lázaro Cárdenas (5), Apatzingán (4) e Hidalgo (4).

En Ario de Rosales y La Piedad van tres homicidios en cada uno; Ziracuaretiro, Sahuayo, Jacona, Tuxpan, Tacámbaro, Zacapu y Zináparo dos en cada uno; otros 25 repartidos en  Angamacutiro, Arteaga, Chilchota, Huetamo, Huiramba, Ixtlán, Los Reyes, Maravatío, Nocupétaro, Puruándiro, San Lucas, Tangancícuaro, Villa Madero y Zacapu.

Para la diputada local Mary Carmen Bernal Martínez, la ola de feminicidios en Michoacán, así como en el resto del país, es una situación alarmante a la que urge poner freno. “Este mal que ha llenado de miedo a las mujeres michoacanas, que se ven obligadas a salir de sus hogares y que ya no tienen plena certeza de ser respetadas en las calles, en sus trabajos ni en sus espacios de esparcimiento”, dijo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS