Dos madres y dos niñas murieron en balaceras de Tamaulipas

En hechos distintos, víctimas quedaron en medio de fuego cruzado; en Nuevo Laredo, Semar niega disparar a familia desde helicóptero
En Reynosa, un policía protegió con su cuerpo a un niño de cuatro años, cuando el menor quedó en el suelo, después de que el auto en el que viajaba con su mamá y su hermana chocó tras una balacera. Foto: ESPECIAL
27/03/2018
03:09
Redacción
-A +A

[email protected]

Dos madres de familia y dos niñas fallecieron en la ola de violencia que se registró en Tamaulipas el pasado fin de semana cuando los vehículos en los que viajaban pasaron cerca de balaceras, en dos hechos diferentes, en las ciudades de Reynosa y Nuevo Laredo.

En Reynosa, según el reporte policial, aproximadamente a las 19:35 horas del domingo, elementos de la Policía Estatal pidieron apoyo por radio cuando fueron emboscados por delincuentes que iban en una camioneta GMC Sierra. “Para que estén cinco dos, nos están agrediendo aquí en el hotel, en el H, en la isla”, se escuchó una voz de mujer a través de la frecuencia. 

En el libramiento de Monterrey a Matamoros ocurrió una de las tragedias. Una mujer, a bordo de su automóvil Malibú, perdió el control del vehículo al quedar en medio del fuego cruzado y se impactó contra un poste. Junto a los fierros retorcidos quedó sin vida el cuerpo de la joven, mientras sus dos hijos —una de cinco meses y uno de cuatro años, aproximadamente— sobrevivieron.

En ese instante, el niño quedó en situación de riesgo por el tiroteo y fue protegido por uno de los policías estatales, quien colocó su arma de cargo en un tripié en el pavimento y lo abrazó cubriéndolo con su cuerpo. Todo sucedió muy rápido, pero esa imagen ya le dio la vuelta al mundo a través de las redes sociales. 

Ambos menores fueron trasladados al Hospital Materno Infantil. Según información que proporcionaron directivos del hospital, la bebé fue dada de alta luego de ser valorada y fue llevada a una casa hogar. El niño permanece recuperándose en el hospital por fracturas en extremidades. 

Según fuentes de Seguridad Pública de Tamaulipas, la madre de familia era originaria de Veracruz, pero radicaba en Reynosa y hasta la tarde de ayer el cuerpo continuaba en el Semefo, sin ser reclamado. 

¿Quién les disparó? En Nuevo Laredo, desde la medianoche del sábado y la madrugada del domingo ocurrieron tres emboscadas que la Marina adjudicó al Cártel del Noreste (CDN), encabezado por Juan Francisco Gerardo Treviño, "El Huevo", los cuales dejaron un saldo de un marino muerto, 12 más heridos, así como cuatro presuntos delincuentes muertos. 

Esa madrugada, un vehículo en el que se trasladaba una familia quedó en medio del fuego cruzado. En el interior del carro Buick quedaron los cuerpos de Nellely “N”, de 28 años, y sus hijas, de cuatro y seis años, mientras que el supuesto esposo de la víctima, identificado como Efraín “N”, fue llevado al hospital. El comisionado de Seguridad, Renato Sales, en entrevista radiofónica informó ayer que el hombre falleció.

Sobre este hecho, la Marina negó ayer en un comunicado que en el choque armado con hombres armados su personal haya “excedido el uso de la fuerza” y aclaró que los impactos de bala que recibieron los civiles fallecidos fueron a causa del “fuego cruzado a nivel tierra y no desde el aire”, desde un helicóptero, como se especuló. Además que “el calibre de los impactos que presenta el vehículo no corresponden al armamento orgánico con el que cuentan las aeronaves de la Armada de México”.

La dependencia agregó que se aseguraron vehículos, uniformes apócrifos con la leyenda “MARINA”, armamento y pertrechos de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS