Detenido por derrumbe en Zapata 56 se declara inocente

Se defiende el arquitecto Jaime Smith Ríos de las acusaciones en su contra por la muerte de dos mujeres, quienes estaban pagando un departamento antes de que colapsara
Foto: Archivo/ EL UNIVERSAL
29/10/2017
20:53
David Fuentes
-A +A

Jaime Smith Ríos, el único detenido por las investigaciones que encabeza la Procuraduría Capitalina por los edificios que se vinieron abajo durante el sismo del pasado 19 de septiembre, se defendió ante el juez que busca vincularlo a proceso por homicidio doloso y delito ambiental de corresponsabilidad con el Director Responsable de Obra.

Al arquitecto y también ingeniero civil se le imputan las muertes de Matilde Téllez, de 63 años y Karla Santos Sánchez, de 30, quienes estaban pagando un departamento del edificio ubicado en Zapata número 56 en las inmediaciones de la colonia Portales; el inmueble tenía apenas un año de haber sido entregado y colapsó.

Ante el juez que lleva el caso, Jaime Smith Ríos se dijo nuevamente inocente de estas imputaciones, incluso, solicitó al Ministerio Público detener a los verdaderos propietarios de la la constructora Canada Building Systems, que fueron los encargados de la edificación del inmueble.

En este sentido, la defensa de Smith Ríos explicó también que él no es copropietario de Canada Building Systems. Se mostraron documentos que señalaba a Ernesto Cevallos y Jorge Arturo Cevallos Gallardo -padre e hijo- como los verdaderos dueños y propietarios de la constructora y que hasta el momento, no han podido ser localizados por los agentes de la Procuraduría Capitalina.

Para demostrar que es inocente y que incluso, no tuvo relación alguna con la construcción del inmueble ni la revisión de la estructura, castillos y la supervisión del material que se utilizó en la obra, mandó llamar a seis testigos -entre empleados, familiares y amigos- para que explicaran a la autoridad qué le toco hacer en el edificio colapsado.

La defensa sostuvo que el imputado sólo fue responsable de la instalación de tuberías, aire acondicionado, agua, gas y sistema hidrosanitario. Sin embargo, el Ministerio Publicó refutó y argumentó al juzgador que Jaime Smith Ríos firmó los avisos de “terminación de obra y el visto bueno de cierre de operación del inmueble”, lo que en términos jurídicos lo hace corresponsable del derrumbe del edificio de Zapata número 56 en las inmediaciones de la colonia Portales.

En la imputación del Ministerio Público, se hacen énfasis que la construcción del inmueble fue con materiales de menor calidad y no estaba apegado al proyecto original, además de que carecía de un responsable de la seguridad estructural.

De acuerdo con el expediente, el edificio que albergaba a Residencial San José tenía columnas de soporte irregulares, eran angostas y no había relación con la carga. Las vigas carecían de suficiente acero y no había zonas de confinamiento. La varilla utilizada era de menor calibre lo que disminuyó la resistencia de la estructura.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS