Denuncian en Oaxaca contaminación por escombros del río Los Perros

Denuncian daño ambiental por el depósito de los desechos; aseguran que el municipio ofreció que sería provisional
ONG denunció que el cementerio de escombro de las casas de Ixtaltepec lleva una altura de más de tres metros sobre el borde del río Los Perros, extendiéndose hasta 10 metros a los costados y más de 500 metros de largo rumbo a El Espinal (EDWIN HERNÁNDEZ)
02/10/2017
01:25
Roselia Chaca / Corresponsal
Ixtaltepec
-A +A

[email protected]

Cientos de toneladas de escombro de casas derrumbadas por el sismo y derribadas por la autoridad municipal han sido depositadas en el bordo del río Los Perros en esta población del Istmo de Tehuantepec, contaminando así la zona debido a la falta de planeación y selección del material, denunció la Coordinadora Única de Damnificados de Ixtaltepec (Cudi).

En conferencia de prensa, Rey Toledo, representante de Cudi, señaló que las autoridades locales, encabezadas por el alcalde Oscar Toral Ríos (PRI-PVEM), se justificó al decir que el depósito es provisional, puesto que, supuestamente, el ayuntamiento no cuenta con un espacio adecuado para colocar los desechos.

“Sin embargo, no midieron las consecuencias negativas como la contaminación del lugar a corto y largo plazo”, dijo el activista.

En Ixtaltepec, según el censo de la administración local, más de mil 400 casas fueron clasificados como “pérdida total” después de los sismos del pasado 7 y 23 de septiembre, por lo que serán derrumbadas con maquinaria pesada de manera gratuita por orden del gobierno federal para no poner en riesgo la vida de los dueños y los vecinos, así como avanzar con los trabajos de reconstrucción.

“Todo ese material no se está separando: fierro, plástico y otros materiales pesados se están depositando en el borde del río como si fuera una gran muro de contención.

Sin considerar que estamos en temporada de lluvia y la fuerza del agua puede arrasar los escombros hacia la corriente y provocar en la parte más baja un embudo y desbordamiento, sin considerar la contaminación a los mantos friáticos. Lo que está haciendo él gobierno es un verdadero cementerio de escombro”, denunció Gerardo de Gyves arquitecto con 45 años de promover la arquitectura tradicional en la región.

Esconden tragedia. Los miembros de la Coordinadora Única de Damnificados de Ixtaltepec también consideraron que la autoridad, desde las primeras horas después del sismo del pasado 7 de septiembre, se apresuraron a levantar los escombros de las calles con maquinaria dando la impresión de que no se viera el desastre que dejó el fenómeno natural.

“Desde la madrugada del 8 de septiembre, apenas había pasado dos horas y comenzaron a levantar los deschechos y a depositarlos en el borde del río, desde entonces, hace 24 días no paran de tirar los escombros en el río. No sabemos el daño que esto representa , pero de que hay daño ecológico lo hay, ahora le toca a Profepa investigar y sancionar la acción, porque de que hay daño al medio ambiente lo hay”, explicó Rey Toledo.

El cementerio de escombro de las casas de Ixtaltepec lleva una altura de más de tres metros sobre el borde natural del río Los Perros, extendiéndose hasta 10 metros a los costados y más de 500 metros de largo rumbo a la población de El Espinal, acusaron.

En Ixtaltepec, hasta el día de hoy aún se lleva 50% del derribo de las viviendas colapsadas y catalogadas como “pérdida total”, siendo 90% de éstas, hogares tradicionales, hechas con ladrillo, madera y tejas.

Con la campaña que emprendieron varios colectivos de la sociedad civil a fin de rescatar las casas tradicionales se espera que el derribo disminuya.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS