Demolerán emblemático hospital del IMSS "San Alejandro" en Puebla

El hospital -el más grande en su tipo de América Latina, fue desalojado en su totalidad para salvaguardar la seguridad e integridad de los derechohabientes y trabajadores, luego del terremoto que dejó daños el pasado 19 de septiembre, dijo el IMSS
Foto: Omar Contreras/ EL UNIVERSAL
27/09/2017
11:20
Edgar Ávila / Corresponsal
Puebla
-A +A

El sismo de 7.1 grados del pasado 19 de septiembre, golpeó a la infraestructura del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla, donde 18 de sus nosocomios y unidades médicas sufrieron afectaciones, entre ellos el hospital emblemático “San Alejandro” que deberá ser demolido.

El delegado del IMSS en Puebla, Enrique Doger detalló que el movimiento telúrico afectó a tres Hospitales Generales de Zona y Hospitales Generales Regionales; y a 14 Unidades Médico Familiares.

Se trató de un Hospital General Regional en la ciudad de Puebla y dos Hospitales Generales de Zona en Metepec y Tehuacán; así como unidades médicas familiares en Cholula, Atencingo, Lagunillas, Atlixco, Tepeaca y Puebla.

La mayoría de las instalaciones afectadas sufrieron fisuras y grietas en muros y plafones, así como cristales rotos, por lo que siguen operando de manera normal; sin embargo, el que tiene daños estructurales serios es el Hospital San Alejandro de la ciudad de Puebla, un nosocomio considerado de primer mundo y de alta tecnología.

Por primera vez en la historia de este hospital fue desalojado al cien por ciento, para salvaguardar la seguridad e integridad de los derechohabientes y de nuestros trabajadores”, recordó el funcionario federal.

pueblaimss.jpg

El hospital -el más grande en su tipo de América Latina con una capacidad total de 415 camas censales y 226 camas no censales y una plantilla de 2 mil 513 trabajadores- tendrá que ser demolido en su totalidad.

Para suplir al San Alejandro, la delegación del IMSS en Puebla trabaja en la habilitación de espacios, entre ellos en la Unidad Médica Familiar Número (UMF) 57 de La Margarita, donde se ocuparán las instalaciones del Centro de Seguridad Social para albergar consultorios.

El funcionario federal, destacó que en un área del estacionamiento del Hospital General de Zona Número 20, La Margarita, se instalarán Unidades Médicas Móviles del régimen IMSS Prospera, para atención de consulta en primer nivel, de la misma forma se van a habilitar quirófanos.

Además, para atraer las consultas que se brindaban en San Alejandro, las Unidades Médicas de Alta Especialidad de San José y Traumatología y Ortopedia, han puesto a disposición espacios, asimismo el Hospital General de Zona Número 5 de Metepec y el 15 de Tehuacán, están atendiendo a la población.

Como Hospital General Regional, San Alejandro atendía a pacientes no sólo de Puebla, también brindaba atención a otros estados como Tlaxcala, Oaxaca y Veracruz, por lo que diariamente atendía en promedio 3 mil, entre hospitalizados, cirugías, atenciones de urgencias, consultas médicas.

Casi 30 mil metros cuadrados de superficie construida y 3 mil 200 metros de áreas verdes, contaba con 5 cuerpos aislados en 9 niveles con urgencias y quirófano, torre hospitalaria, consulta externa, cuerpo de gobierno y enseñanza.

En San Alejandro nacían todos los días 20 niños en promedio, es decir, 600 al mes; y se atendían diariamente a 25 pacientes con VIH Sida. 

El total de pacientes internados en el 2017, fue de 32 mil personas y el promedio mensual de 2 mil 700. El porcentaje de ocupación diario era del 90 por ciento. Comparado con el año pasado, se ha tenido más demanda, ya que en septiembre del año pasado el porcentaje fue de 82 por ciento.

Atendía el 43 por ciento del total de camas de hospitalización para pacientes del IMSS en Puebla; había 60 consultorios de especialidad divididos en 4 turnos. En promedio se ofrecía el servicio de mil 250 consultas diarias.

El personal se dividía en 103 trabajadores de confianza conformadas entre otras por el área administrativa, jefes de servicio, personal etc., y dos mil 80 trabajadores de base, 120 residentes y 120 personales becarios. Más 90 trabajadores eventuales.

Más de un centenar de médicos internos de pregrado estaban haciendo su último año de la carrera de medicina. Los alumnos vienen de la BUAP y la UPAEP, ambas universidades tienen convenio con el IMSS.

Los principales motivos de hospitalización eran la cesárea, pacientes que inician con insuficiencia renal crónica que se deben de internar, las amenazas de aborto, operaciones de vesícula, de miomatosis uterinas o apendicitis.

El promedio de cirugías que se hicieron el año pasado fue de dos mil 500 al mes, es decir, 29 mil en el año.

cfe

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS