Dejan solo a Malverde, el santo de los narcos en Culiacán

Los encargados de la capilla en Culiacán atribuyen la poca asistencia a la alta temperatura que se registró a medio día
Foto: Javier Cabrera / EL UNIVERSAL
02/11/2017
16:52
Javier Cabrera Martínez / Corresponsal
Culiacán, Sinaloa
-A +A

La capilla de Jesús Malverde, al que se le atribuye ser un santo milagroso que sana enfermos, restituye el cariño entre los enamorados e incluso de proteger en sus negocios a los narcos, lució sola en este día que se rinde culto a los muertos.

En los negocios en los que se expenden sus imágenes, estampas con su rostro y veladoras, los encargados atribuyen la poca asistencia a la temperatura que alcanzó a medio día los 36 grados, a la sombra y a la tradición de las familias de primero asistir a los cementerios.

Para Martha “N”, encargada de uno de los negocios ubicado en una de las áreas de la capilla de Malverde, las visitas de los creyentes no tiene horario, ni día, por lo que esperan que por la tarde se tenga una mayor afluencia.

La iglesia católica no lo reconoce como un santo, ni cuenta con evidencias de que este bandido generoso, haya tenido en vida virtudes.

capilla_m.jpg

Nacido en 1870 en el municipio de Mocorito, Jesús Juárez Mazo en su juventud se convirtió en salteador de caminos y ladrón de los hogares de los hombres más poderosos de su tiempo, a los que se les adjudicaba la explotación de sus trabajadores.

A los 39 años de edad, según la leyenda, este personaje que asolaba a los hombres ricos de su tiempo, a los que despojada de sus pertenencias para distribuirlas entre los pobres, fue detenido y colgado de un árbol, el tres de mayo de 1909.

Su cuerpo permaneció exhibido por un largo tiempo, muy cerca de la estación ferroviaria, en donde se dice que el trabajo en el tendido de las vías, hasta que fueron bajados sus restos y enterrado en ese mismo punto.

Eligio González, en 1969, le construyó su capilla, a una calle, de donde fue colgado, muy cerca del Palacio de Gobierno, en agradecimiento por haberle devuelto la salud.

Su fama de ser un santo milagroso, con los años, lo convirtió en un protector de para bienes de personas ligadas a las actividades del narcotráfico.

culiacan.jpg

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS