Crisis de agua potable se acentúa en Cuernavaca

Hay 3 pozos contaminados por combustible por violación de ductos de Pemex; en tres de los últimos cuatro años, el SAPAC cerró con números rojos: estudio
Crisis de agua potable se acentúa en Cuernavaca
En Cuernavaca el tandeo de agua representa un problema para las familias porque se surte sólo ciertas horas y ciertos días, y el costo es cinco veces mayor que para quienes tienen acceso al agua entubada. Foto: TONY RIVERA. EL UNIVERSAL
14/04/2018
03:00
Justino Miranda / Corresponsal
-A +A

[email protected]

Cuernavaca.— El Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC) se encuentra sumergido en una grave problemática política, operativa y financiera, y su crisis se acentuó en la administración del alcalde Cuauhtémoc Blanco antes de solicitar licencia para contender por la gubernatura.

A la fecha hay tres pozos de agua contaminados por combustible por la violación de los ductos de Pemex, pero sobre todo hay sistemas de bombeo sin operar como resultado de la deuda con Comisión Federal de Electricidad (CFE).

La inestabilidad del SAPAC fue estudiada durante el último semestre de 2016 por el Centro de Investigación “Morelos rinde cuentas”, y concluyeron que en tres de los últimos cuatro años el organismo cerró su ejercicio fiscal en números rojos.

Asimismo conocieron que 41% de los habitantes de Cuernavaca están inconformes con el drenaje y alcantarillado y 28.2% de la población está insatisfecha con el servicio de agua potable de la ciudad. La calificación general que le otorgan a la prestación de agua potable es de 6.49 en una escala de 1 al 10.

Las principales deficiencias del servicio de agua potable y saneamiento son la contaminación de las barrancas donde la autoridad tiene detectadas más de 2 mil descargas de aguas residuales sin tratamiento.

Otra deficiencia es el tandeo de agua porque en Cuernavaca se surte sólo ciertas horas y ciertos días, lo que implica que las personas deben tener tinacos y cisternas, y mientras el promedio nacional es de 75% de casas con servicio continuo, en Cuernavaca sólo 0.48% de la población recibe agua de forma permanente.

El diagnóstico que ofrece la organización civil es que cada tercer día una colonia no tiene agua y el 57% de los habitantes de Cuernavaca padecen fallas en el suministro.

A todo eso se agrega que 5 mil 216 personas reciben agua a través de pipas y para ellos el costo es cinco veces mayor que para quienes tienen acceso al agua entubada. En promedio, una familia con toma paga mil 74 pesos anuales, mientras los que utilizan pipas pagan 5 mil 400, lo que corresponde a 20 pipas al año con costo unitario de 270 pesos.

En el estudio Del Caos a la Eficiencia, la organización civil sostiene que el diagnóstico también ofrece propuestas de solución y a mediados de 2017 trataron de exponer sus planteamientos en un cabildo abierto con Cuauhtémoc Blanco, pero los organizadores lo bloquearon bajo el argumento de que el agua no era tema de discusión en ese tipo de foros abiertos.

Eso nos dijeron para bloquear nuestra participación y lo único que pretendíamos era exponer el problema ante Blanco y ayudar en la solución de este problema que surge una y otra vez, pero se acentuó de manera exponencial en esta administración”, dijo Roberto Salinas, director de “Morelos rinde cuentas”.

Los integrantes del Centro de Investigación revisaron cuentas públicas, informes de labores, reglamentos, manuales operativos y estados financieros de SAPAC, durante cinco meses, además presentaron 57 solicitudes de información.
 

Propuestas sin escuchar. “Morelos rinde cuentas” afirma que entre las propuestas de solución a la crisis que enfrenta el SAPAC se encuentra la eliminación de pagos en efectivo porque las cuentas del organismo tienen inconsistencias financieras.

Propone asimismo terminar con los descuentos discrecionales porque tan sólo en 2015, SAPAC dejó de recibir 53.3 millones debido a las bonificaciones que otorgó. De esa cantidad, 34 millones 905 mil 500 pesos se otorgaron a discreción del director. Si los directivos pierden la facultad de autorizar descuentos, SAPAC podría recibir aproximadamente 35 millones de pesos anuales adicionales, dice el organismo.

“Morelos rinde cuentas” considera necesario realizar la reclasificación de cuentas en el SAPAC porque en 2015 el Inegi registró un total de 24 mil 699 negocios en Cuernavaca pero el organismo sólo tiene registradas 8 mil 257 tomas de agua comercial. Es decir, sólo una tercera parte de los negocios pagan el agua con cuota comercial. El costo del agua habitacional es 43% menor al comercial.

“Si todos los negocios de la ciudad pagaran el agua con cuota comercial, SAPAC podría recibir hasta 171 millones de pesos adicionales anualmente”, expone.

La organización civil también sugiere la aplicación de un programa para detectar tomas clandestinas de agua ya que el 15% del agua que consume la ciudad no se factura. Esto representa una pérdida económica anual para el organismo de 24 millones. Sin embargo, este daño al erario es evitable y sin necesidad de inversión.

La medición electrónica es otro punto de solución porque de acuerdo con la organización, sólo el 43.19% de los usuarios de SAPAC cuentan con un medidor que permite conocer su consumo individual para cobrarles con exactitud.

Un punto importante es el congelamiento de plazas porque el gasto por concepto de servicios personales de SAPAC representa cerca de 50% de su presupuesto.

Otra propuesta es el cambio de equipos de bombeo porque si se cambian o reparan los sistemas de bombeo de 71 pozos de la ciudad, SAPAC podría ahorrar 38 millones 810 mil 553 pesos anuales en consumo de luz. En suma, con estas acciones SAPAC podría recaudar en un año 297 millones 606 mil 981 pesos adicionales. El doble de lo que recauda hoy por derechos de agua y saneamiento.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS