Congreso de Coahuila pone ‘candado’ a próxima legislatura

Entre las reformas aprobadas a la Ley Orgánica del Congreso se encuentra la necesidad de contar con las dos terceras partes de la Legislatura para expedir una nueva ley
28/12/2017
06:50
Francisco Rodríguez / Corresponsal
-A +A

 A cinco días de terminar la LXI Legislatura del Congreso de Coahuila, los diputados del PRI, Partido Verde, Nueva Alianza y Partido Socialdemócrata, aprobaron reformas a la Ley Orgánica del Congreso, entre las que se encuentra la necesidad de contar con las dos terceras partes de la Legislatura para expedir una nueva ley.

Con el voto en contra del PAN y en menos de tres horas, los legisladores pusieron un candado a la nueva legislatura, que en teoría representará una mayoría de oposición.

“Se modificó el artículo 2° de la Ley Orgánica del Congreso del Estado, donde ahora se estipula que  “Para reformar, adicionar o abrogar la presente ley, así como para expedir una nueva ley, se requerirá la aprobación de las dos terceras partes de los integrantes de la Legislatura”.

La bancada de Acción Nacional votó en contra de las reformas a la Ley Orgánica del Congreso del Estado, pues denunciaron que se presentó y aprobó el mismo día, además de que aseguran que es inconstitucional fijar su modificación a una mayoría calificada cuando la Constitución Política de Coahuila solo exige una mayoría simple. Ahora los diputados tendrán que tener al menos 16 votos a favor.

La Diputada Lariza Montiel expuso que es una falta de respeto al trámite legislativo y sobre todo al correcto funcionamiento del Poder Legislativo, que presenten una iniciativa justo en la última sesión, cuyo dictamen se revisó en 40 minutos ese mismo día y que pretende, dijo, cambiar las reglas del juego para los integrantes de la próxima legislatura, en una clara intención del PRI por seguir controlando el Congreso local.

“Es arbitrario y una muestra de miedo a lo que puede ser el comportamiento natural de un congreso plural y los acuerdos que se logren tener”, criticó.

El diputado panista, Jesús de León refirió que no había razón para modificar la Ley Orgánica, y dijo que el tema debió esperarse a que lo analizara la nueva legislatura.

“No hay sustento legal alguno. Este candado es inconstitucional. Esta reforma tendrá que llevarse a los tribunales por la próxima legislatura por inconstitucional. A la luz de esta reforma sean los tribunales quienes decidan si es correcto o no lo que se está haciendo”, comentó.

La próxima legislatura estará conformada por 9 diputados panistas, 3 de la Unidad Democrática de Coahuila y 2 de Morena, es decir, 14 de 25 serían clara oposición. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS