“Con 30 mil pesos sólo podré construir la barda”

Setenta mil personas afectadas en Ixtaltepec, estiman autoridades; cuestionan habitantes dictámenes de los daños en viviendas
Mirsa Cabrera enseña la tarjeta que le dieron de apoyo para reconstrucción, dice que sólo le dieron para daño parcial. (JUAN CARLOS REYES. EL UNIVERSAL)
09/10/2017
02:31
Dennis A. García
Ixtaltepec.
-A +A

[email protected]

“Con 30 mil pesos no alcanzará para construir mi casa, sólo la barda”, dijo preocupada Mirsa Cabrera, ama de casa y habitante de Asunción Ixtaltepec, uno de los municipios más dañados por el sismo del 7 de septiembre.

Con incertidumbre y molestia, así se encuentran los pobladores de esa comunidad debido a que en el censo, algunas viviendas fueron catalogadas con daño parcial, cuando ellos consideran que era pérdida total.

También hay confusión de cómo recibirán y a dónde deben acudir para retirar el dinero de las tarjetas.

Mirsa, de 43 años, camina apoyada de una muleta, tuvo un accidente mucho antes del temblor. Muestra lo que quedó de su casa: escombros y un cuarto que no se derrumbó, pero quedó con los muros fracturados.

“Dicen que fue pérdida parcial porque no se derrumbó toda la casa. Pero está fracturada esa parte. ¿Usted cree que ahí me voy a meter a dormir?”, comenta mientras muestra la tarjeta que recibió. Mirsa, su esposo Pedro Paredes y sus tres hijos, duermen en el patio con una lona que les cubre del sol y la lluvia.

A un mes del temblor, el ama de casa indica que esperará a que llegue Protección Civil para tirar lo que quedó fracturado; ya les informaron que no se puede habitar, pese a ello, el apoyo recibido fue por daño parcial.

“Lo que voy a hacer es poner una barda para proteger el terreno, ahí se me irá todo el dinero”, señala.

Sin explicaciones. Pedro Paredes es policía auxiliar, gana tres mil 300 pesos a la quincena para mantener a su esposa y sus hijos Nayeli, Blanca y Pedro, de 12, 11 y 10 años.

“No sabemos cómo utilizar la tarjeta, no nos explicaron. A mi esposa le hicieron firmar un papel en el que se compromete a utilizar el dinero par la vivienda; lo vamos a hacer, pero con eso no podremos levantar la casa”, señala el agente de 47 años.

Entre la calle 5 de Mayo y la carretera Canal 33 está el espacio en el que tenía su casa la señora Levic Jiménez. Todas las mañanas vendía tortillas y atole; era su fuente económica para mantener a sus tres hijos y a su mamá, Catalina Núñez, de 70 años.

Ahora ya no tiene su horno ni recursos. Comen lo que le llevan los vecinos o con las despensas que reparte el Ejército. Madre soltera, Levic se la ve muy difícil. Lo único que rescataron fue un colchón y una televisión, mismos que ya están instalados en la casa para acampar.

Ella sí corrió con suerte en el censo y recibirá 120 mil pesos en la tarjeta que ya tiene: “Yo sé que no me va a alcanzar para construir mi casita como la tenía, pero ya no podemos estar así, necesitamos apurarnos y lo que voy a hacer es poner unas paredes y el techo de láminas. Así será mi casa ahora”, afirma.

“También me urge mi horno y mi materia prima para comenzar a vender porque no es suficiente la despensa que recibimos”, agrega.

De acuerdo con la Secretaría Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), en Asunción Ixtaltepec 70 mil personas resultaron afectadas.

Los habitantes de los municipios que también reciben las tarjetas para la reconstrucción parcial o total de las casas son Juchitán, El Espinal, Santa María Mixtequilla, Santa María Totolapilla, Santo Domingo Chihuitán, Barrio de la Soledad, Santa María Petapa, Matías Romero, Santo Domingo Petapa, Santo Domingo Ingenio, Chahuites, Santa María Xadani, San Francisco Ixhuatán, San Miguel Chimalapa, Santa María Chimalapa y Salina Cruz.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios