Cientos de yucatecos presencian viacrucis en Acanceh

Cientos de personas se dieron cita en el municipio de Acanceh para ser testigos del tradicional viacrucis, el más importante de Yucatán; en esta edición participaron 120 actores para recrear las últimas horas de Jesús
Cientos de yucatecos presencian viacrucis en Acanceh
(Foto: Yazmín Rodríguez / El Universal)
30/03/2018
18:43
Yazmín Rodríguez / Corresponsal
ACANCEH,YUCATÁN
-A +A

Como cada año, cientos de personas de este municipio del centro del estado y otros tantos visitantes fueron fieles testigos de la pasión y muerte de Jesús en este Viernes Santo, en donde la fe católica se juntó con la tradición del pueblo, que participa de común acuerdo con la Iglesia Católica para representar las últimas horas del hijo de Dios.

El evento se celebró en medio de altas temperaturas, pues el termómetro alcanzó los 38 grados celsius, y el sol golpeó con fuerza a esta pequeña localidad durante las 2 horas y media que duró el recorrido, pero aún así la gente se quedó a ver el evento.

Fue el joven Andrés Antonio Medina Chalé, de 21 años de edad, estudiante de la licenciatura de Mercadotecnia en una escuela privada de Mérida, quien en esta ocasión, interpretó a Jesús en este tradicional Viacrucis de Acanceh.

Antes de iniciar el recorrido, rezó junto con sus compañeros en la Iglesia de La Natividad, para ofrecerle a Dios esta experiencia, que mostró el sufrimiento físico y emocional que sufrió el hijo de Jesucristo.

“Desde los seis años participo en el Viacrucis, y esta es la tercera vez consecutiva que hago el papel de Jesús. Es una tradición para nosotros en el pueblo, y estoy aquí porque Dios me ha bendecido mucho”, afirmó momentos antes del evento.

Aseguró que Dios ha sido bueno con él, pues le atribuye el haber sabado a su tía Carmen Chalé Acosta, de 70 años de edad, quien tenía problemas del corazón, e incluso sufrió dos infartos que estuvieron a punto de costarle la vida.

“Ella es como una madre para mi, siempre me cuidó, desde chico. Mis papás trabajaban todo el día y nos teníamos que quedar con ella, y hasta hoy está pendiente de nosotros, todavía nos cocina”, relató.

Durante el recorrido, el Mesías cayó tres veces, ante los cientos de asistentes que caminaron por las calles de Acanceh, quienes tomaban fotos y grababan videos de esos momentos.

Al mismo tiempo, los vendedores ambulantes ofrecían sombrillas, bolis, botellas de agua y refrescos, pues el calor era intenso.

Jesús fue crucificado en la plaza principal del pueblo, justo en frente del Palacio de los Estucos, una pirámide maya del Clásico Tardío, el principal atractivo turístico de Acanceh, municipio ubicado a 28 kilómetros al sureste de Mérida.

Para este papel, Andrés Antonio se preparó física y espiritualmente durante tres meses. Salía a correr todas las tardes, iba al gimnasio, comía saludablemente, y en la última semana caminaba por las calles cargando la cruz de 100 kilos, para que se fuera acostumbrando al peso. 

El Viacrucis de Acanceh se ha convertido en uno de los más importantes y grandes de los que se realizan en Yucatán en los últimos 37 años. 

Participaron 120 actores de diferentes edades, que forman parte del grupo cultural católico Renacimiento.

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS