Choque armando deja ocho muertos en Tamaulipas

Militares aseguran arsenal, incluidas 32 armas largas, tres ametralladoras, un fusil Barret y cuatro lanza granadas
Militares decomisaron a los criminales 23 vehículos, 13 de ellos con blindaje. Además de armamento. (ESPECIAL)
17/10/2017
01:08
Redacción
Reynosa.
-A +A

Ocho civiles muertos, dos policías estatales heridos, dos delincuentes detenidos, el decomiso de 23 automóviles y armas de alto poder, es el saldo que dejaron varios enfrentamientos registrados desde la noche del domingo y la mañana de ayer entre grupos delincuenciales antagónicos en Reynosa y en Río Bravo. 

El Grupo de Coordinación Tamaulipas reveló que la situación de violencia inició pasadas las 21:00 horas del domingo, al registrarse en por lo menos cinco colonias de la periferia enfrentamientos a balazos, hechos en los que intervinieron las corporaciones estatales y federales de seguridad para disuadir a grupos criminales y retomar el orden. 

En las acciones, personal militar aseguró a los sicarios un total de 32 armas largas, tres ametralladoras, un fusil Barret, cuatro lanzagranadas, seis granadas de mano, 17 granadas de 40 milímetros, 23 vehículos, 13 de ellos con blindaje artesanal, y 10 sin esa característica. También se logró decomisar una gran cantidad de cartuchos y cargadores todavía sin contabilizar.  

Detalló que la noche del domingo se reportaron bloqueos en cinco puntos de Reynosa, además de diferentes enfrentamientos, por lo que se desplegó un operativo de patrullaje terrestre con apoyo de un helicóptero en diversos sectores.

En el estacionamiento de la zona comercial del sector Periférico se desató un enfrentamiento que duró más de 20 minutos, por lo que fue cerrado el complejo comercial, quedando los clientes y empleados sin poder salir durante una hora y media.

También en la zona comercial del bulevar Hidalgo se registró otra balacera.

En los diversos choques armados, los sicarios realizaron un robo masivo de automóviles y camiones para bloquear las principales vialidades de Reynosa, así como las salidas y entradas de las carreteras que conducen a San Fernando, Matamoros, Monterrey y Nuevo Laredo.

La mañana del lunes, en Río Bravo, un adulto que acompañaba a un niño murió cuando desde un convoy de camionetas les dispararon.

Por la situación en Río Bravo, los pobladores decidieron no enviar a sus hijos a la escuela y se mantuvieron la mayor parte del día resguardados en sus hogares. También casi 90% de los comercios de la zona Centro no abrieron sus puertas por temor a quedar entre el fuego cruzado o en los saqueos.

En Reynosa, en las colonias Villa Florida, Granjas, Esfuerzo Nacional y Campestre, algunas escuelas suspendieron las clases por la ola de violencia y porque durante los enfrentamientos los delincuentes dañaron postes de luz que mantienen a la zona sin energía eléctrica. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS