Se encuentra usted aquí

Carlitos, de leyenda a la veneración

Carlitos es el angelito de Sonora; gran cantidad de personas acuden a pedirle milagros y deseos
En la tumba de Carlitos hay una fotografía a blanco y negro; ositos de peluche, flores, un muñeco e incluso una moto de juguete. (AMALIA ESCOBAR. EL UNIVERSAL)
01/11/2017
02:08
Amalia Escobar / Corresponsal
Hermosillo.
-A +A

Carlitos es el angelito de Sonora; nadie recuerda cuándo se convirtió en una leyenda urbana, pero miles de personas le tienen fe para que sane a sus enfermos. Ahí, en una tumba del panteón Yáñez, el más antiguo de la capital del estado, gran cantidad de personas acuden a pedirle milagros y deseos.

Cientos de creyentes le hacen peticiones por escrito y las colocan en un sarcófago sobre la tumba. Cuando sienten que fueron escuchados, en gratitud le llevan juguetes, monedas y ropa. Todo ello llena de color al panteón.

La morada de Carlos Angulo F. dice que nació el 3 de octubre de 1929 y murió el 1 de enero de 1940, cuando tenía apenas 11 años; es la tumba más visitada del Panteón San Agustín, mejor conocido como el Panteón Yáñez, fundado en 1920 y que a la fecha tiene en su interior los restos de 50 mil.

Sobre la tumba hay una fotografía a blanco y negro, ositos de peluche, flores, un muñeco e incluso una moto de juguete. También la leyenda: “Por Carlitos Ruegue Ud y el espíritu de este niño le ayudará”.

La historia del niño Carlos ha ido de boca en boca y cada vez son más las personas que recurren a pedirle un milagro, ayuda o consuelo.

Cuenta la leyenda que el día primero de enero Carlitos estrenaba unos patines, cerca del trabajo de sus padres, en las inmediaciones del mercado municipal número 1, ubicado en el centro de la ciudad, cuando un camión repartidor de frutas y verduras lo atropelló.

Dicen también que el niño patinaba cerca del mercado cuando cayó y se fracturó la cabeza.

Otra de las versiones que se cuenta sobre la historia de este menor le atribuye un don angelical y dicen que falleció al ser alcanzado por una granada que se aventó al internado coronel J. Cruz Gálvez para menores de escasos recursos.

Entre los milagros que le adjudican a Carlitos, el más famoso es el de una niña de cinco años con una enfermedad incurable, a quien le concedió volver a caminar.

Los empleados del panteón esperan una gran afluencia de visitantes a la tumba de Carlitos este 1 de noviembre, ya que se celebra el Día de Todos los Santos y los Niños Difuntos. Han comprobado que cada año, miles de personas son atraídas por la leyenda y dejan regalos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS